My Twitter Feed

February 1, 2023

NOTICIAS FLASH:

Arima Soul. Alma afro y euskaldun. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Lukiek. Abriendo camino. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Doctor Deseo. La fiesta de los “maquetos”. -

miércoles, noviembre 30, 2022

Señor No. Tres décadas derrochando coherencia y actitud. -

miércoles, noviembre 30, 2022

¡García! ¿Qué es ser patriota? -

martes, noviembre 29, 2022

Antro. El subsuelo está lleno de plataformas musicales. -

martes, noviembre 29, 2022

Carlos Vermut. Mi novio es un monstruo. -

martes, noviembre 29, 2022

Zinebi Express. Bilbao en el quirófano. -

martes, noviembre 29, 2022

Yune Nogueiras. La sociedad segun Delibes. -

martes, noviembre 29, 2022

Forever Young. Eternos canallas. -

martes, noviembre 29, 2022

Hitz Politak. Juegos de palabras y dibujos. -

martes, noviembre 29, 2022

Aritz Trueba. Intimidades. -

lunes, noviembre 28, 2022

Isaac Sánchez. Memorias piadosas. -

domingo, noviembre 27, 2022

Twinterview a Inés de León. -

domingo, noviembre 27, 2022

El poder gráfico en la música, según INGE CONDE y CAROLINA QUEIPO GUTIÉRREZ. -

domingo, noviembre 27, 2022

30 años de ‘Batman: la serie animada’, según ÁNGELA ITURRIZA -

sábado, noviembre 26, 2022

Tecnología. -

sábado, noviembre 26, 2022

Escuela Superior de Tecnologías Industriales Avanzadas (ESTIA). Poniendo proa al futuro. -

sábado, noviembre 26, 2022

Moda. De la pasarela a la calle. -

sábado, noviembre 26, 2022

Reseñas AUX 118 -

sábado, noviembre 26, 2022

VVV [Trippin’ You]. El sonido de una noche interminable.

VVV

El trío que ha convertido en música las frías noches de parkineo madrileño vuelve a los escenarios presentando ‘Turboviolencia’, un tercer LP que sube los BPM mientras mantiene la oscuridad hipersensible de sus letras.

Comenzasteis en 2015 y desde entonces vuestro nombre se ha ganado un puesto de respeto dentro de la escena nacional. A pesar de que el futuro sea impredecible y más incierto que nunca, ¿en qué punto de vuestra carrera sentís que estáis? Sabremos en qué punto estábamos ahora dentro de un tiempo; sólo con perspectiva histórica se puede juzgar un tiempo con precisión. Sabemos que seguimos en la precariedad laboral en lo que a música (y a no música) se refiere, que a alguna gente le mola lo que hacemos y que tenemos ganas de tocar y seguir creciendo como banda y como personas.

Hace tiempo os autoimpusisteis la etiqueta de neo-bakalas. ¿Cuál es esa parte de la esencia bakala que conserváis? Las influencias musicales, algunos sonidos que puedes encontrar en la música, algunos CDs de Skorpia y una sudadera Sonique en un armario. Molaría tener las Buffalo también.

Vuestra música se nutre mucho de la experiencia en vivo. ¿Qué opináis del fenómeno streaming que se popularizó (a la fuerza) durante el confinamiento? ¿Hay cabida para las raves digitales en el futuro? Hubo mucha gente diciendo que el presente de la música eran las fiestas digitales y las acciones en el ciberespacio más allá de la pandemia, pero en cuanto han abierto las salas se han llenado y los conciertos durante las restricciones de aforo estaban sold out todos. Hay cabida para este tipo de eventos o acciones si son puntuales y especiales, o si la situación planetaria no deja otra alternativa pero es difícil igualar un directo o un dj set in situ en el Roblox. Quizá con el metaverso la cosa cambie.

Vuestra estética forma una parte muy importante de vuestra identidad y cada release va aportando más a este imaginario. ¿Tenéis algún artista visual con el que os gustaría colaborar, qué creéis que pudiera traduciros visualmente a la perfección? Molaría hacer algo con Jesse Kanda o con Diego Navarro en el terreno del diseño y el 3D, ya fuesen visuales, vídeos o lo que quisieran, y sería maravilloso que nos hiciera un videoclip Antón Tammi. Solemos dar libertad total a aquellos artistas con quien trabajamos, pero partiendo de una serie de conceptos que desarrollamos previamente con Un Conjuro.

¿En qué lugar fuera de España creéis que VVV tiene más potencial para triunfar? Lógicamente, fuera de España donde mejor funcionaríamos es en México y Sudamérica en general así como el sur de EEUU por el idioma, es donde más nos piden tocar, aunque también nos escuchan mucho en Rusia.

Recomendadnos una actividad que realizar mientras escuchamos ‘Turboviolencia’. Asaltar bancos o jugar al tute con la abuela, lo que prefieras. Texto de Janire Goikoetxea.

Deja un comentario