My Twitter Feed

November 29, 2022

NOTICIAS FLASH:

¡García! ¿Qué es ser patriota? -

martes, noviembre 29, 2022

ANTRO. EL SUBSUELO ESTÁ LLENO DE PLATAFORMAS MUSICALES. -

martes, noviembre 29, 2022

CARLOS VERMUT. MI NOVIO ES UN MONSTRUO. -

martes, noviembre 29, 2022

ZINEBI EXPRESS. BILBAO EN EL QUIRÓFANO. -

martes, noviembre 29, 2022

Yune Nogueiras. La sociedad segun Delibes. -

martes, noviembre 29, 2022

Forever Young. Eternos canallas. -

martes, noviembre 29, 2022

Hitz Politak. Juegos de palabras y dibujos. -

martes, noviembre 29, 2022

Aritz Trueba. Intimidades. -

lunes, noviembre 28, 2022

Isaac Sánchez. Memorias piadosas. -

domingo, noviembre 27, 2022

Twinterview a Inés de León. -

domingo, noviembre 27, 2022

El poder gráfico en la música, según INGE CONDE y CAROLINA QUEIPO GUTIÉRREZ. -

domingo, noviembre 27, 2022

30 años de ‘Batman: la serie animada’, según ÁNGELA ITURRIZA -

sábado, noviembre 26, 2022

Tecnología. -

sábado, noviembre 26, 2022

Escuela Superior de Tecnologías Industriales Avanzadas (ESTIA). Poniendo proa al futuro. -

sábado, noviembre 26, 2022

Moda. De la pasarela a la calle. -

sábado, noviembre 26, 2022

Reseñas AUX 118 -

sábado, noviembre 26, 2022

Pilar Palomero. Madres luchadoras. -

viernes, octubre 7, 2022

Carlota Pereda. Crónicas-sangrientas-de un pueblo. -

viernes, octubre 7, 2022

Unicorn Wars. Osos poco amorosos. -

viernes, octubre 7, 2022

Manel. Sin prejuicios en la música. -

viernes, octubre 7, 2022

Tecnología. Oppo Reno.

opporeno

Oppo Reno 6 Pro 5G: aspecto premium con una batería impresionante.

Oppo lleva más de una década intentando hacerse un hueco en el mercado de teléfonos de nuestro país, ha patrocinado equipos de fútbol y su presencia mediática es mayor que la de otros. Pero en las mentes de los consumidores sigue habiendo un desconocimiento de la marca y lo que significa. Una indefinición que la propia firma no ayuda a aclarar con sus productos, que se quedan cortos para llegar a las especificaciones que se esperan de los móviles de gama alta, pero sus precios son mucho mayores que los de la muy reñida gama media. El Oppo Reno 6 Pro 5G que analizamos es un buen ejemplo de esto.

Empezando por lo más evidente, el Oppo cuenta con una pantalla de 6,55 pulgadas de diagonal con una resolución de 2400 x 1080 puntos y una tasa de refresco de 90 Hz. La pantalla es AMOLED con los bordes curvados. Por defecto viene ajustada con los colores intensos y los blancos azulados, pero se puede modificar en los ajustes para ofrecer una paleta más realista. Los 90Hz hacen los movimientos fluidos a lo que ayudan las transiciones dentro de la capa de personalización Color OS de Oppo. El lector de huellas bajo la pantalla es muy rápido y flexible, permitiendo que todos los ángulos del dedo permitan desbloquearlo, un aspecto en el que superan por mucho a los sensores ultrasónicos de Samsung.

El cuerpo es un sándwich de cristal con metal en el medio, siguiendo las tendencias en los móviles premium con los mencionados bordes redondeados en la pantalla y también en el cristal trasero. Esta parte trasera recibe un cepillado muy elegante con un degradado de arriba a abajo y reflejos cambiantes según la luz que reciba. La posición del grupo de cámaras recuerda al del Galaxy Note 20 Ultra de Samsung, uno de los teléfonos más atractivos de los coreanos. El tratamiento del cristal trasero impide la aparición de las molestas huellas, para que siempre tenga un aspecto deslumbrante.

En el apartado sonoro, es de agradecer la incorporación de un segundo altavoz en la zona superior para dotarlo de sonido estéreo, estos dos altavoces tienen una buena separación y un volumen más que aceptable. La calidad sin embargo deja mucho que desear, suena como si saliera detrás de un objeto que atenúa y distorsiona ciertas frecuencias. Además los sonidos más agudos se saturan en el nivel máximo de volumen.

Las cámaras están sólo un escalón por debajo de lo mejor que se podría esperar, cuentan con los tres tipos de objetivos habituales (teleobjetivo, objetivo normal y gran angular) y la calidad de las imágenes es la esperada. El problema es el cuarto sensor, de tan sólo 2 mpx unido a un objetivo macro, completamente inútil. Este tipo de sensores sólo sirven para engordar la hoja de especificaciones del dispositivo. Si el objetivo normal del dispositivo hace mejores fotos a objetos pequeños que el que tiene el “macro”, como ocurre aquí, este se vuelve completamente inútil. El modo “AI” para mejorar las fotos es también una característica a evitar, ya que aumenta el contraste y satura excesivamente las imágenes .

Color OS, la capa propia de software, es sencilla y no se entromete excesivamente con Android 11, añadiendo transiciones suaves y detalles visuales agradables que mejoran la experiencia de uso, además de un buen puñado de aplicaciones preinstaladas innecesarias. Pese a ello se siente ágil al moverse por los distintos menús del dispositivo.

La autonomía es extraordinaria, con 4500 mAH consigue día y medio de un uso intenso; cuando llega a un nivel preocupante el cargador con carga a 65W que Oppo denomina SuperVOOC 2.0 se llena extremadamente rápido, especialmente en el tramo central de la batería, permitiendo pasar del 20 al 80% en unos pocos minutos. También cuenta con carga inalámbrica y carga inalámbrica invertida para otros dispositivos compatibles.

Sus 12GB de RAM se aprecian especialmente a la hora de mantener abiertas infinidad de aplicaciones simultáneas y otras tantas pestañas de Chrome. El sistema no necesita cerrarlas, por lo que cambiar entre ellas resulta rápido y ágil. El Snapdragon 870 y su gráfica Adreno 650 rinden estupendamente, con poca diferencia respecto al 888.

El dispositivo ha sido cedido por Oppo para la prueba.

Deja un comentario