My Twitter Feed

October 24, 2021

NOTICIAS FLASH:

Titane. Una aleación con impacto. -

domingo, octubre 3, 2021

Paco Plaza. Historias para no pegar ojo. -

domingo, octubre 3, 2021

Todd Haynes. All Tomorrow’s Parties. -

domingo, octubre 3, 2021

Ilustración para títulos de crédito, según LAURA PÉREZ. -

domingo, octubre 3, 2021

Conociendo a… RAISA ÁLAVA. -

viernes, octubre 1, 2021

Twinterview a Ricardo Moya (El Sentido de la Birra) -

viernes, octubre 1, 2021

El sustituto. Nazis en Levante. -

viernes, octubre 1, 2021

Ana Tijoux. Antipatriarca y alegría. -

jueves, septiembre 30, 2021

Delaporte. Luchando contra los patrones sociales impuestos. -

jueves, septiembre 30, 2021

Gugebato. La música del futuro. -

jueves, septiembre 30, 2021

Rufus T. Firefly. Soul y diamantes. -

jueves, septiembre 30, 2021

Los Estanques. Inclasificables. -

jueves, septiembre 30, 2021

Bob Pop. La diversión crítica. -

jueves, septiembre 30, 2021

Belén Cuesta. Teatro a fuego lento. -

jueves, septiembre 30, 2021

Ícaro. Una relectura del mito. -

jueves, septiembre 30, 2021

Itadaki Smash. Desde San Daigo a Bilbao a tortazo limpio. -

jueves, septiembre 30, 2021

Torre Bizkaia. Reflejos en el aire. -

jueves, septiembre 30, 2021

Tecnología. Samsung Galaxy Z Flip 3: y además se dobla por la mitad. -

jueves, septiembre 30, 2021

Moda. Cambio de estación. -

jueves, septiembre 30, 2021

Yerma. Un Lorca bilbaíno y actual. -

miércoles, agosto 4, 2021

Paco Plaza. Historias para no pegar ojo.

pacoplaza

Si te sientas a conversar con este cineasta saldrán a colación temas alrededor del género que cultiva. Su última pesadilla, ‘La abuela’, se presentó en el reciente Festival de San Sebastián y pasará por Sitges, donde también estrenará un capítulo de la serie ‘Historias para no dormir’.

En ‘La abuela’ hay alguna escena, como la de las modelos, que recuerda a Chicho Ibáñez Serrador. Puede ser: para mí es un alma mater, con quien tuve la suerte de trabajar y compartir charlas. Hice ‘Películas para no dormir’, en Tele 5, en 2005, donde él dirigió una y fue mentor de los cineastas que participamos. Él era fan de ‘REC’ y en el siglo XX trabajé con él, pero me despidió, aunque yo nunca le guardé rencor. Me dijo: “Haces lo que te sale de los huevos, pero yo quiero que hagas lo que me sale de los cojones a mí”, y yo le dije “¡Ha sido un placer, caballero!”. Era especial y un gran artista: las dos películas que rodó son monumentales. La de las duchas en ‘La residencia’ es de mis escenas favoritas. Chicho es nuestro Hitchcock: mezcló humor negro con el género, lo cual me flipa. Ahora en ‘Historias para no dormir’ he dirigido el remake de ‘Freddy el muñeco’, donde he trabajado con su hijo, que cuenta historias brutales.

De hecho a Sitges vas con la película y con este episodio. Sí. El primer fin de semana con lo de Chicho y el último con ‘La abuela”, pero en medio voy al London Film Festival con la película.

 

“El terror y la comedia van a sobrevivir, porque la experiencia común en el cine es gratificante, al estar rodeado de gente y notar la energía”.

También ‘La abuela’ me recuerda a ‘El ansia’, película ochentera con Catherine Deneuve, Susan Sarandon y David Bowie. ¡Y salía Bauhaus!. La vi en ‘Noche de lobos’, en Antena 3, y la grabé en VHS, porque había alguna escena guarrilla entre ellas…

La anciana de tu filme ve ‘La ruleta de la fortuna’ en la tele. Acostumbrados como estamos a las plataformas digitales, resultan viejunos ese tipo de programas. A la gente mayor le encantan los concursos. Son espacios que apelan al espectador: a ver si adivinas la frase oculta, antes que el concursante. Mi padre está enganchado a los sudokus para mantener el cerebro con actividad. Yo no soy capaz de hacer uno… pero pienso ¿acabaré comprando revistas de sudokus como él?

En tu capítulo en ‘Historias para no dormir’ sale un actor haciendo de Chicho, ¿no? En lugar de hacer un remake, hice una historia que transcurre en el rodaje de su serie, así que Chicho es uno de los personajes, encarnado por Carlos Santos. Ha quedado divertido, sencillo de seguir, con humor y sustos. Pero no lo habría hecho para el cine, porque cuando vamos a las salas recibimos algo más. Por eso el terror y la comedia van a sobrevivir, porque la experiencia común es gratificante, al estar rodeado de gente y notar la energía. Vi ‘Ocho apellidos vascos’ en cine y la disfruté, pero en casa no me funcionó. Con el terror pasa lo mismo: se te contagia la risa nerviosa. El cine ofrece algo extra. Por ejemplo, con ‘La abuela’ hemos jugado con el silencio, que en la sala es atronador, y en tu casa, con tantos sonidos alrededor nunca es lo mismo. Texto de Alfonso Rivera.

Deja un comentario