My Twitter Feed

October 24, 2021

NOTICIAS FLASH:

Titane. Una aleación con impacto. -

domingo, octubre 3, 2021

Paco Plaza. Historias para no pegar ojo. -

domingo, octubre 3, 2021

Todd Haynes. All Tomorrow’s Parties. -

domingo, octubre 3, 2021

Ilustración para títulos de crédito, según LAURA PÉREZ. -

domingo, octubre 3, 2021

Conociendo a… RAISA ÁLAVA. -

viernes, octubre 1, 2021

Twinterview a Ricardo Moya (El Sentido de la Birra) -

viernes, octubre 1, 2021

El sustituto. Nazis en Levante. -

viernes, octubre 1, 2021

Ana Tijoux. Antipatriarca y alegría. -

jueves, septiembre 30, 2021

Delaporte. Luchando contra los patrones sociales impuestos. -

jueves, septiembre 30, 2021

Gugebato. La música del futuro. -

jueves, septiembre 30, 2021

Rufus T. Firefly. Soul y diamantes. -

jueves, septiembre 30, 2021

Los Estanques. Inclasificables. -

jueves, septiembre 30, 2021

Bob Pop. La diversión crítica. -

jueves, septiembre 30, 2021

Belén Cuesta. Teatro a fuego lento. -

jueves, septiembre 30, 2021

Ícaro. Una relectura del mito. -

jueves, septiembre 30, 2021

Itadaki Smash. Desde San Daigo a Bilbao a tortazo limpio. -

jueves, septiembre 30, 2021

Torre Bizkaia. Reflejos en el aire. -

jueves, septiembre 30, 2021

Tecnología. Samsung Galaxy Z Flip 3: y además se dobla por la mitad. -

jueves, septiembre 30, 2021

Moda. Cambio de estación. -

jueves, septiembre 30, 2021

Yerma. Un Lorca bilbaíno y actual. -

miércoles, agosto 4, 2021

Todd Haynes. All Tomorrow’s Parties.

the-velvet-underground-2

El director de películas musicales como ‘Velvet Goldmine’ o ‘I’m Not There’ o dramas como ‘Lejos del cielo’ o ‘Carol’ presentó en Zinemaldia un documental sobre la revolucionaria Velvet Underground, más centrado en la música y la atmósfera que en los detalles personales.

Antes de la película se ha proyectado una advertencia indicando que las imágenes podrían causar epilepsia. Poco después se ha empezado a escuchar la distorsión propia de la primera época de la Velvet. Aparte de inspirarte en el trabajo audiovisual de artistas como Andy Warhol, ¿has querido reflejar en las imágenes lo que trasmitía la música de la banda? La advertencia solo ha empezado a mostrarse recientemente en festivales. Creo que no la incluyeron en el pase de Cannes. Estoy seguro de que es parte de la política corporativa de Apple. Pero creo que lo que subyace a tu pregunta es otra cuestión: si mi intención era poner al público en una especie de trance e hipnotizarle…y sí, eso era exactamente lo que quería (Risas). Porque quería hacer que esta música se convirtiera otra vez en algo nuevo, ponerla en un contexto que te hiciera entender qué la hacía tan impactante para el público de aquel entonces, qué la hacía fascinante, qué la hacía peligrosa…y eso se consigue mediante la yuxtaposición, presentando la música de formas inesperadas. Tiene que haber música que sea como una droga, tiene que haber música de ensueño…dream music, como la llamaba John Cale.

En el filme tratas de dar presencia a todos los miembros del grupo. Me pregunto si algunos de ellos como Maureen Tucker habían concedido antes entrevistas tan largas en formato audiovisual. Sí, han tenido varias entrevistas a lo largo de los años. Creo que probablemente John Cale nunca se ha extendido antes de esta manera tan profunda sobre aquella época. Y Maureen posiblemente tampoco. Ella siempre ha sido genial, muy práctica y accesible. Se la ve muy feliz de poder hablar del tema. Y en sus palabras puedes notar que a ella le tocó equilibrar y hacer de pacificadora entre las fuertes personalidades que la rodeaban. Y los demás la amaban. Lou realmente apreciaba a Maureen.

The_Velvet_Underground_Photo_0103(2)

 

“Las únicas personas que aparecen en el documental son aquellas que estaban allí. Podría haber un incontable número de artistas, músicos y críticos que podrían hablar sobre la Velvet Underground a posteriori, pero solo un número limitado de personas que los conocieron entonces”.

El documental recoge declaraciones de muchísimos artistas y algunos familiares de los protagonistas. Aún así, se me ocurre que por ejemplo Laurie Anderson podría haber aportado algo sobre Lou Reed, pero ¿escogiste sólo a las personas que les conocieron en aquella primera época? En efecto. Las únicas personas que aparecen en el documental son aquellas que estaban allí. Esa es una decisión que tuve que tomar muy al comienzo. Tenía que limitarlo a eso. Laurie Anderson conoció a Lou Reed muchos años más tarde. No conoció a ese Lou Reed y no quería ponerla en la posición de tener que hablar en nombre de él. El tiempo que pasaron juntos es muy específico e importante, eso les pertenece a ellos. Podría haber un incontable número de artistas, músicos y críticos que podrían hablar sobre la Velvet Underground a posteriori, pero solo un número limitado de personas que los conocieron entonces.

‘Superstar’, ‘Velvet Goldmine’ o ‘I’m Not There’ ya jugueteaban con el lenguaje del documental. ¿Te sientes más cómodo en el documental o en la ficción? Bueno, me siento más cómodo probablemente en los largometrajes de ficción ya que la mayor parte de mi obra entra dentro de esa categoría pero, al fin y al cabo, todo son películas. Todos los documentales son esculpidos, construidos y escritos a partir de la información que recoge el documentalista. Nunca sabes qué dirección va a tomar y ese es un elemento maravilloso del género documental. Pero también ocurre en cierta medida con las películas de ficción. Tienes que permitir que la obra te diga hacia dónde quiere dirigirse, basándote en los elementos que puedes controlar. Cada director es un mundo. Hitchcock es el director más controlador que podemos imaginar y los resultados son singulares y ejemplares. Pero luego hay otros directores que trabajan de un modo más intuitivo y descubren cosas sobre la marcha. He aprendido mucho durante el proceso de realizar esta cinta pero se trata también de un documental singular porque he empleado imágenes del trabajo de otros cineastas, como por ejemplo la obra de Andy Warhol.

¿Te verías realizando una película sobre una banda actual? No, no hay ninguna que me pueda venir a la cabeza ahora mismo. Para mí uno de los aspectos más importantes en los filmes que he realizado y que tienen que ver con la música ha sido reflejar el momento cultural en el que esos artistas aparecieron, lo que significaron y cómo cambiaron ese ambiente. No se trata sólo de escoger buena música. Incluso si no me hubiera gustado la música de Bob Dylan me habría interesado hacer una película sobre Bob Dylan, por lo que representa y por cómo refleja las múltiples identidades y realidades de Norteamérica y cómo ha seguido reinventándose a lo largo de los años, lo cual es también algo muy americano. Creo que con una banda actual no podría hacerlo. Necesito la distancia que ofrece el tiempo para entender cómo un artista afecta al mundo que le rodea. Texto de Roberto González.

the_velvet_underground-221437825-large

‘The Velvet Underground’ se estrenará el 15 de Octubre en Apple Tv +.

Deja un comentario