My Twitter Feed

January 26, 2022

NOTICIAS FLASH:

Bulego. Bide Berriak Irekiz Euskal Musikan. -

jueves, diciembre 2, 2021

Chica Sobresalto. Sácanos de la monotonía. -

jueves, diciembre 2, 2021

Willis Drummond. Bizitza Elkarrekin Ospatzeko eta Gozatzeko Da. -

jueves, diciembre 2, 2021

Twinterview a Carolina Iglesias. -

jueves, diciembre 2, 2021

Todo por la perfomance, según SAMANTHA HUDSON. -

jueves, diciembre 2, 2021

La conspiranoia, según NOEL CEBALLOS. -

jueves, diciembre 2, 2021

Cazafantasmas: más allá. El despertar de la nostalgia. -

miércoles, diciembre 1, 2021

Pere Ponce. Un Hamlet gallego. -

miércoles, diciembre 1, 2021

Jaume Balagueró. La llamada de la aventura. -

miércoles, diciembre 1, 2021

Rodrigo Cortés. Canciones para olvidar el horror. -

martes, noviembre 30, 2021

Aeterna Noctis. El reino de la oscuridad creado en Talavera. -

martes, noviembre 30, 2021

Blacksad. Un regreso por todo lo alto. -

martes, noviembre 30, 2021

Sara G., Chico Morera y Sara R. Ibáñez. Alguien te vigila. -

martes, noviembre 30, 2021

La atracción del abismo. Los años oscuros de la heroína en Euskadi. -

martes, noviembre 30, 2021

En Streaming. El Juego del Calamar. -

lunes, noviembre 29, 2021

Tecnología. Oppo Reno. -

lunes, noviembre 29, 2021

Moda. Pisando fuerte. -

lunes, noviembre 29, 2021

Milimbo. Sin limitaciones. -

lunes, noviembre 15, 2021

Titane. Una aleación con impacto. -

domingo, octubre 3, 2021

Paco Plaza. Historias para no pegar ojo. -

domingo, octubre 3, 2021

Maika Makovski. Un viaje emocional.

maikamakovski

La compositora y cantante mallorquina tiene nuevo álbum, ‘MKMK’, grabado en Tucson (Arizona) con colaboraciones de Howe Gelb y Vetusta Morla. En él hace un vigoroso repaso a diferentes subgéneros del rock. En septiembre lo defenderá en la Sala BBK acompañada de su banda en un dinámico show.

¿A qué se debe el título ‘MKMK’? Según comentas, al tratarse de un disco menos íntimo y más rockero, querías despersonalizarlo un poco y reivindicar a tu banda. ¿Quieres comentar algo sobre los miembros del grupo? En realidad lo de ‘MKMK’ es para reivindicar a esta banda que yo tengo, con la que estoy tan a gusto y de la que estoy tan enamorada, pero también para reivindicar el concepto de banda en general, que es algo que me ha salvado a mí en los momentos más duros de esta profesión. A cada uno de ellos les vi tocar y fue amor a primera vista, así que es un honor poder rodearme de ellos y hacer un show tan dinámico como el que estamos haciendo.

En esta banda está Mariana Pérez, ¿seguirá adelante el proyecto The Mani-las, si es que tienes tiempo para todo? El único plan de The Mani-las siempre fue que no había plan. Realmente eso es lo más mágico de esa banda, sobre todo cuando te has pasado tantos años, como es mi caso, tirando del buque hacia adelante. De repente te juntas con dos locas en un proyecto divertidísimo en el que la música lo es todo y no es nada a la vez y te das el lujo de decirle que no a todo, a mánagers, a discográficas…y hacer todo tal y como tú quieres. Yo creo que una cosa así no se debe acabar. Hemos dado el último bolo por el momento pero ahora nos ha entrado el gusanillo de sacar un par de singles y la idea es hacer un verkami muy pronto.

Volviendo a ‘MKMK’, ¿podría ser el disco en el que tocas más palos del rock, en un sentido amplio? Hay , por ejemplo, blues o country (en el tema ‘Places Where We Used To Sit’). No lo sé. Cuando escribo nunca pienso en cuestiones estilísticas. Mi manera de escribir los temas es hacer un poco de caso a la emoción que estoy sintiendo o que quiero sentir y ella me guía. Mis discos suelen ser un viaje. Siempre son variados. La misma canción no se repite dos veces. Estoy de acuerdo en que es un disco de rock pero no me he parado a analizar los subestilos que puede haber detrás.

También hay temas tan particulares como ‘Scared of Dirt’, ¿cómo surgió? U otros como ‘Tonight’, con un toque de vodevil. ‘Scared of Dirt’ es un tema que nace del interés de hablar de un par de cosas. La primera, acerca de estar en un país en el que parece que lo que se escucha es siempre música que no molesta, que es agradable…y la segunda, para hablar de que, además, si eres mujer parece que el camino más directo hacia el éxito es a través de tu físico. Es esta tiranía en la que nos metemos nosotras mismas por falta de opciones y porque queremos que nuestra música se escuche y que se valore. Habla de todas estas cosas y tiene un espíritu un poco agresivo pero también juguetón. Y ‘Tonight’ es otro tema juguetón y en el directo intentamos honrar ese espíritu.

Al hilo de dos cosas que has mencionado, en una entrevista te he leído que “los jóvenes no entienden de qué va el rock and roll”, ¿lo crees así? ¿A eso te refieres con lo de que ahora se lleva la música que no molesta? No recuerdo haber dicho eso de los jóvenes…me parece un poco de abuela Cebolleta y no lo entiendo. Seguramente no quería referirme exclusivamente a los jóvenes sino a todo el mundo…hay gente que escucha una guitarra eléctrica un poco predominante y corta, porque ya no lo soporta. Creo que simplemente no hay un trabajo previo de culturizarse. También tiene que ver con nuestra historia política, por el tipo de música que estaba aquí durante el franquismo, la que entró y la que no entró, la que nos ha conformado como cultura, que desde luego no era la más agresiva. Yo adoro la música cruda, me encanta y no es nada predominante hoy en día. Pero en realidad el rock siempre ha estado en los márgenes. Es curioso porque se venden camisetas de los Stooges en el H&M pero las salas que sobreviven siguen estando en polígonos y se sigue luchando por mantener la audiencia, que por suerte es muy fiel pero ni de broma es mayoritaria. Pero también se debe a los medios. Mucha gente pone la radio para tragarse lo que haya. Y lo que hay es lo que escucha la gente.

Y también por algo que has mencionado…Has hecho de actriz en teatro, de presentadora en ‘La hora musa’, has colaborado en radio… ¿alguna vez has sentido la sensación de tener que demostrar más por ser mujer? Aunque en todos estos campos te has defendido bien, no creo que haya mucho que criticar. Muchas gracias (risas). La verdad es que no. Hay una larga tradición de mujeres subiéndose a un escenario y no entiendo por qué se crean tantos ciclos de mujeres…No, tío, programa una cosa paritaria y ya está y déjate de poner la palabra “femenino” por todas partes como si fuera un género musical o una etiqueta de algún tipo. Es algo que me revienta. Lo que sí te da es un poco de ventaja al principio, porque la gente dice: “vamos a ver qué hace esta tía”. Ahora luego también la crítica es más fácil. Yo lo que he intentado es siempre priorizar la calidad de lo que hago. Nunca he querido posicionarme en mi género, para mí eso es secundario. Yo lo que soy es músico, me dedico a la música. Mi género es absolutamente secundario. Eso es un foco que ponen los demás, no yo. Lo único es que cuando estaba creciendo, no sé si fue por mala suerte, me costó mucho más que a otros compañeros introducirme en el mundo del rock porque no me sentía incluida. Mis colegas se juntaban para tocar ellos y para las chicas quedaba la guitarra acústica y yo como aún no sabía tocar me llegaban a decir que yo no podía tocar la guitarra en mi banda. Entonces yo decía: “¿Ah, sí? Pues me voy a montar una banda con un batería. Y la única guitarrista voy a ser yo”. Pero tienes que ponerte muy firme. Al menos así era cuando yo estaba creciendo y lo hace un poco más difícil a nivel personal y emocional.

MaikaBlancoyNegro

“El rock siempre ha estado en los márgenes. Es curioso porque se venden camisetas de los Stooges en el H&M pero las salas que sobreviven siguen estando en polígonos y se sigue luchando por mantener la audiencia, que por suerte es muy fiel pero ni de broma es mayoritaria”.

El disco está grabado entre Arizona y el País Vasco (en los estudios Garate), uno de los videoclips está dirigido por Asier Etxeandia y vienes mucho por aquí a tocar, ¿te sientes especialmente cómoda en esta tierra? Muchísimo. Siento que tengo una complicidad especial. Todavía recuerdo la primera vez que fuimos a tocar a Hell Dorado, que es una sala a la que yo tenía muchas ganas de ir. Me acuerdo de que había 30 personas en el público y al equipo le gustamos tanto que insistió en que volviéramos. Hay una pasión vasca, que no la mencionáis suficiente y que yo siempre he notado. Cuando creéis en algo, apostáis por ello. Ellos se pusieron a hacer promoción y la segunda vez que fuimos vinieron más personas y la tercera ya fue sold out. Todo fue por esa tozudez bien entendida. Siempre he sentido ese abrazo en el País Vasco.

Además esta vez no quedaste contenta con lo grado en Arizona y lo terminasteis en los estudios Garate. Íbamos a grabar el disco entero en Garate. Se iba a venir Craig Schumacher para acá, pero al final no pudo ser porque la cosa estaba un poco inestable. Así que decidí ir yo a Arizona en plan “que sea lo que Dios quiera” con músicos de allí, pero eso no fue una buena idea. Al final le pagué un billete a Adrián Seijas y el disco está hecho mano a mano entre él y yo. Las mezclas que me pasaron en Tucson no me gustaron nada y acabé yendo a Garate a acabarlo de mezclar.

En Arizona coincidiste con los Vetusta Morla. Sí (risas). Fue mucha casualidad. Fíjate qué cosas que pasarán por allí y tuvieran un concierto en las fechas en las que yo estaba grabando. Por supuesto tuvieron que pasarse por el estudio a grabar algo porque habría sido casi un desaire al destino que no lo hicieran.

Otro videoclip dirigido por David Iñurrieta es el de ‘Reaching Out To You’, que pudimos ver en Bilbao en el fesstival Caostica, y tiene un look muy particular. En ese vídeo David Iñurrieta se pegó un trabajo de postproducción impresionante. Yo le hice un storyboard exhaustivo porque yo tenía una idea muy clara de lo que quería pero él lo cogió y lo llevó mucho más allá. Fue un rodaje curioso porque estábamos muy pocas personas. Nos metimos en un espacio de croma gigante en el que cabía un coche, rodeado enteramente de fondo verde. Destacaría la cantidad de pintura azul que tuve durante semanas detrás de las orejas, de las rodillas y que seguía saliendo cada vez que me duchaba. Pero sí, me implico mucho en los videoclips, me parece muy importante hacerlo, porque si no te quedas con una representación de ti que hace ese director, que a lo mejor nunca te ha visto en directo.

Este ‘MKMK’ forma parte de un díptico en el que habría un disco diurno y otro nocturno. Tengo entendido que tu intención inicial era sacar los dos a la vez ¿por qué no fue así? Cuando fui a grabar no sabía muy bien cuándo íbamos a sacarlos. Intuía que no serían los dos a la vez porque , a pesar de que sería algo muy audaz en un momento como éste, no es lo más inteligente sacar un disco doble en un momento en el que tenemos una voracidad sensorial tan tremenda y tan poca capacidad de atención; yo la primera.

He visto cómo es el show en actuaciones que habéis hecho para televisión. Todos cambiáis de instrumento constantemente, ¿tratais de mantener la energía de los conciertos previos a la pandemia? Eso es. No hacemos ninguna concesión porque la gente esté sentada. Transmitimos muchísima vitalidad. Estamos todo el rato intercambiándonos los instrumentos, cantando, hay seis micros en el escenario. Si escuchas el disco también es muy predominante esto. Hay muchas voces, más que coros. La instrucción al técnico es que todas estas voces estén fuertes y que todas sean protagonistas. Texto de Roberto González. Fotografías de Marta Ribate y Noemí Elías Bacuñana..

Deja un comentario