My Twitter Feed

August 21, 2019

NOTICIAS FLASH:

Curiosidades de la cultura pop, según RANDY MEEKS.

101datos
‘101 datos estúpidos sobre cultura pop (para la hora de ir al baño)’ está publicado por Héroes de Papel.
El bilbaíno Miguel Ramos, más conocido en redes como Randy Meeks, ha sido guionista, crítico, locutor de radio y redactor en El Jueves, Cuatro, La sexta o ETB (hasta escribió una reseña de ‘Roma’ para AUX). En todas sus colaboraciones se aprecia su interés por la cultura pop, en ocasiones en sus expresiones más infames (aún circulan por internet sus artículos sobre un crossover entre Bugs Bunny y Superman). En esta ocasión nos trae un libro de curiosidades sobre series, películas, cómics y otros productos de entretenimiento. Lo importante aquí no es su buena o mala calidad sino lo inesperado de las anécdotas, lo que lo convierte en una lectura a veces curiosa, otras hilarante y siempre muy amena. Si aún no os convence, también cuenta con un prólogo de Albert Monteys.

Desde la época de los blogs has demostrado cierto interés por datos (estúpidos) sobre cultura pop pero aún así, ¿te costó llegar a las 101 anécdotas?

Originalmente planteé el libro con 1001 datos, pero empecé a hacer una selección para eliminar tanto los muy típicos de las listas de este tipo como los muy específicos que solo podían interesarme a mi. El resultado, estos 101. Con todo, antes de decidir el número final, escribí unos 25 datos de más, ¡ya tengo un cuarto de la secuela!

¿Es fácil encontrar documentación sobre todas ellas?

Si buscas, por ejemplo, información sobre el olor en el cine o las Biblias de Tijuana, no es tan difícil: hay diversa información tanto en libros como en Internet. Ahora, si buscas información sobre cómo se hizo el videojuego del Neng o la existencia de una película porno gay protagonizada por Jesucristo, hay que indagar en revistas y publicaciones de la época. En total, he consultado más de 600 fuentes para corroborar que los datos sean veraces y para ampliar información: dentro de cada dato principal hay decenas de detalles que tienen que investigarse.

¿Cómo las escogiste? ¿Trataste de que fueran datos desconocidos para el lector?

Vivimos en una sociedad que orbita en torno a los Sabías Que, las listas de curiosidades y el clicbait. Mi idea era huir totalmente de este tipo de datos conocidos por todo el mundo y rebuscar en lo más ignoto: no creo que tenga sentido comprar un libro de datos estúpidos si ya conoces la mayoría de ellos. En ese sentido estoy muy orgulloso, son anécdotas muy estúpidas pero también interesantes y, en su vasta mayoría, no recopiladas antes.

¿Algún dato favorito que pueda servir de adelanto para aquel que quiera obtener el libro?

La primera película censurada de la historia del cine es de 1894 y está protagonizada por una española, Carmencita. Bailó durante 21 segundos para Edison enseñando sus tobillos y sus enaguas, algo que se consideró poco moral. ¡La censura está en el cine desde antes del cine! Otro de regalo: el debut de Bon Jovi es un disco de canciones navideñas basadas en ‘Star Wars’.

¿Te has inspirado de algún modo en libros al estilo ‘1001 películas que ver antes de morir’?

¡Jajaja! Pues más allá de la similitud en el título (y lo buenos que ambos son para regalar), nada que ver. Donde ese tipo de libros recomiendan, este cuenta anécdotas e intenta divertir y despertar la curiosidad por encima de todo.

A pesar de que el título no se tome en serio (‘estúpidos’ y ‘para la hora de ir al baño’), ¿crees que la cultura pop recibe una valoración adecuada por parte de la sociedad?

Personalmente, y aún gustándome ambas, creo que dice más de nosotros como sociedad una película de zombis que una de Bergman. El problema es que la primera va a ser normalmente menospreciada y considerada un producto menor. Es una pena: mirando y analizando la cultura pop podemos entender mucho más sobre nosotros mismos, el mundo en el que vivimos y la evolución que hemos tenido a través de los años. El libro es una auténtica demostración de amor y cariño hacia la cultura pop, y creo que dentro de ese amor y cariño entra tomarse las cosas con tanto cachondeo como respeto. Detrás de cada uno de los «datos estúpidos» hay alguien que quiso innovar y sorprender, ya sea el pícaro creador de un videojuego sobre el 23-F o los dos inventores que trataron de introducir el olor en el cine. Es imposible no sentir ternura y amor absoluto por haberlo intentado con tanta pasión. Viva, siempre, la cultura pop.

A la hora de encontrar estos datos ¿dan más juego las franquicias que te gustan o las que no te interesan?

Siempre es más sencillo encontrar datos de las franquicias que te gustan. Por ejemplo, estoy seguro de que hay tantas curiosidades de ‘Star trek’ que se podrían llenar libros y libros, pero al no ser fan de la saga no me emociona que el saludo vulcaniano provenga de la tradición judía o que Spock fuera a besar a Uhura en lugar de Kirk. Sin embargo, sí lo hace que en los tebeos de ‘Star wars’ salga un caballero galáctico español llamado Don-Wan Kioti acompañado de un conejo verde.

Al hilo de esto, ¿alguna de estas curiosidades te ha llevado a valorar más alguna obra concreta?

Sin duda. Tras escribir sobre la importancia que tuvo ‘Barrio Sésamo’ en la integración racial o los problemas de Bill Watterson para lanzar ‘Calvin y Hobbes’, admiro más, si cabe, estas obras. Es imposible escribir sobre el peor musical del mundo, ‘Kelly’, que fue cancelado después de una sola función, y no valorar todo lo que sus creadores pasaron hasta poder estrenarlo. Muchas veces es más interesante la historia de cómo se hizo una obra que la obra en sí misma (por ejemplo, el camino hacia ‘Pesadilla en Elm Street 6’ fue divertidísimo y muy, muy loco).

Ya puestos, ¿cuál es la obra más infame de la que se habla en el libro?

Tiene que ser ‘He-She’, una historia de 1943 protagonizada por un héroe de la época llamado Crimebuster, en la que se enfrentaba a un villano transgénero y en el que se decían frases como «Esta es la historia de una cosa, ni hombre ni mujer. ¿Una persona? ¡Sí! ¿Con alma? ¡No!». Es un ejemplo de cómo la cultura pop ayuda a entender la evolución de la sociedad: un cómic así no tendría ninguna cabida en 2019, por suerte para todos.

¿Y la(s) que más te gusta(n)?

Aunque hablo de ‘Star wars’, ‘Seinfeld’ o ‘Los Simpson’, esto sería muy típico: me decanto por el musical de ‘Pokémon’, que es tan absolutamente trash e imposible de entender fuera del año 2000, en plena Pokemanía que es un testimonio perfecto de su tiempo. Está completo en YouTube y es una experiencia inolvidable.

Leer estas curiosidades puede llevar al lector a interesarse por determinadas obras o franquicias, ¿es uno de los objetivos del libro?

Ser curioso es sinónimo de estar vivo y querer saber siempre un poco más. De hecho, una de las cosas más bonitas que me han dicho sobre el libro es que, después de leer cada dato, dejaban el libro apartado para buscar más información durante horas. Me emociona despertar este componente de ilusión infantil y de gran satisfacción al descubrir estos pequeños tesoros escondidos. Si los lectores terminan viendo ‘Deafula’ (la primera película hecha con lenguaje de sordos) o comprobando si su edición de ‘¿Dónde está Wally?’ tiene censura, labor cumplida.  Texto de Roberto González.

Deja un comentario