My Twitter Feed

June 25, 2019

Carolina Durante. Girando por festivales.

CarolinaDurante

Carolina Durante es un ejemplo de banda moderna que no se encasilla en un único género musical. Pop, rock, punk… Canciones divertidas, diferentes y pegadizas (como su archiconocida ‘Cayetano’) con las que sacan a bailar a todo quisqui en sus conciertos. Les gusta tocar en salas pero este verano les tendrás en casi todos los festivales nacionales. No les pierdas la pista.

¡Cuéntame, Martín, acabáis de sacar nuevo álbum! Eso es. Habíamos sacado un par de EPs y un par de singles, pero teníamos muchas canciones sin publicar. ¡Ya iba siendo hora de sacar un álbum!

Habéis ido sacando poco a poco material de ‘Carolina Durante’, como dando pequeñas pinceladas al público… Al final el grupo siempre ha funcionado así: todo lo que hemos sacado, lo hemos tocado en concierto antes, así vamos probando un tema y la gente lo conoce. Testearlas en directo es importante. Siempre hemos acabado una canción y, recién salida del horno, la hemos tocado en directo.

Empezasteis como banda en 2017 y os conocíais todos de vivir en el barrio de La Moraleja, Madrid, ¿cierto? Tenemos que confesar algo: lo de La Moraleja es mentira (risas). Es algo que dijimos a varios medios cuando nos preguntaban (por el videoclip de ‘Cayetano’) si éramos “el orgullo de la clase alta”. Dijimos que sí, que claro, que éramos desde siempre de La Moraleja, pero no es cierto. ¡No somos pijos ni de clase alta! Soy amigo del hermano de Diego; Diego y Mario fueron juntos al instituto y a Juan, que es de Asturias, le conocimos de ir a conciertos. ¡Así nos juntamos los cuatro!

¿Entonces el videoclip de ‘Cayetano’ es una parodia de los pijos madrileños? ¿Cómo surgió? Totalmente, sí, es una parodia, nos divertimos mucho haciéndola. Esto viene de que estábamos en el camping del festival FIB y había unos chavales que se habían llevado la bandera española y la de la Comunidad de Madrid. Eran majetes y nos dijeron para tomar algo con ellos. No sabíamos cómo se llamaban y empezamos a bromear: “Seguro que se llaman todos Cayetano” y se quedaron con el nombre. Había que escribir una canción y la hicimos sobre eso (risas).

¿Y os ha caído alguna bronca por esto? Qué va… La gente se lo ha tomado súper bien. Tiene buen equilibrio, es una canción que no está hecha con mala baba y hasta ha habido gente que se ha “apropiado” de ella cuando ven a un “Cayetanazo” y no saben cómo llamarle (risas). Les gusta tanto a ellos, a esos Cayetanos, como a la gente que se mete con ellos, la verdad.

Pop, rock, punk… ¿Qué género musical es Carolina Durante? No tenemos interés ni nos gusta etiquetarnos. Bailamos de manera aleatoria entre los tres géneros. Hay bandas de pop, rock y punk que nos gustan. No queremos encasillarnos y que la gente diga a qué suena Carolina Durante. Algo positivo es que no nos terminan de encasillar en ningún género y eso nos da ventaja a la hora de tocar en festivales, cuántos más y más diferentes, mejor.

Hablando de festivales, para vosotros han sido puertas grandes para daros a conocer, ¿verdad? Nos han dado la oportunidad de que la gente nos vea. En el BBK Live por ejemplo se lio una buena… Eran las seis de la tarde, pegaba el sol… yo como consumidor de música no habría ido a esa hora, tan pronto, la verdad. Nos lo tomábamos como un ensayo pagado. Pero de repente se empezó a llenar todo de gente y nosotros flipamos. En la canción de ‘Cayetano’ se empezó a subir todo el mundo al escenario, desenchufaron todo y tuvieron que venir los de Seguridad y nosotros parar el concierto (risas). Fue muy guay y al final en festivales así es donde nos ve la gente y se queda con ganas de escucharnos más.

¿En qué momento se os ocurrió montar una banda? Todos estudiábamos y trabajábamos. Mario y Diego fueron a un concierto en la sala ‘ochoymedio’ de Madrid. Vieron a Belako en concierto y les dio envidia. Les dio ese germen de querer hacer algo nuevo y montaron la banda. Fue tal cual; ¡y no teníamos ni idea de música! Nos empezamos a meter en el local de ensayo y comenzamos a hacer canciones desde entonces.

¿Qué sentís ahora Carolina Durante? Estamos emocionados con la gira. Además, nos nominaron al mejor directo de los Premion MIN y estar nominado con bandas que tienen un directo de la hostia como Belako o Triángulo de Amor Bizarro, es un honor. Eso quiere decir que no lo hacemos tan mal…

CarolinaDurante2

«Lo de ‘ Cayetano’ viene de que estábamos en el camping del festival FIB y había unos chavales que se habían llevado la bandera española y la de la Comunidad de Madrid. Eran majetes y nos dijeron para tomar algo con ellos. No sabíamos cómo se llamaban y empezamos a bromear: “Seguro que se llaman todos Cayetano” y se quedaron con el nombre. Había que escribir una canción y la hicimos sobre eso (risas)».

¿Veis como algo positivo que Amaia de OT 2017 versionara y diera a conocer vuestra canción ‘Himno Titular’? Por supuesto, nos hizo ilusión y gracias a eso nos conoció más gente. Nos dio una visibilidad alucinante. Ella es de conservatorio y compartimos muchas referencias musicales, así que nos encanta que el guste el grupo. Y después de eso, hacer una colaboración con ella ¡fue la leche!

¿A qué os vais a dedicar este verano entonces? Tenemos todo el verano lleno de festivales, todos los findes tocando. En otoño, empezaremos a girar el disco por salas. La verdad es que hemos mejorado el sonido, pero no vamos a cambiar nada del directo. Somos bastante de salir, tocar, gritar y pirarnos, tal cual (risas). Queremos que la gente se lo pase bien. ¡Es un subidón cuando ves a la gente desde el escenario dándolo todo! El otro día en Murcia estaba lloviendo muchísimo mientras tocábamos en un festival… ¡pero todo el mundo cantaba y bailaba! Eso es alucinante.

¿De qué escena venís y con qué bandas te quedarías? Venimos del indie underground, todos, sin duda. Yo me quedaría, a nivel nacional, con Triángulo de Amor Bizarro. Y, últimamente, a nivel internacional, no dejo de escuchar ‘Relationship of Command’ de At the Drive-In. Brutal.

¿El salir de gira lo veis como una desconexión o como una obligación? No vemos el salir a tocar como una vía de escape, es curro. Son muchas horas de furgo, cargas, descargas, tocar, volver. Pero eso es lo guay. Lo pasamos bien. Nosotros lo hemos elegido y nos gusta tener la banda.

Si no fuerais músicos, ¿qué seríais? Fíjate, yo estudié Artes Escénicas y Filosofía. Si no hubiera entrado al grupo, probablemente estaría malviviendo o partiéndome el lomo en teatro (risas). Juan era cocinero en un hotel; Mario se dedicaba a la costura y Diego curraba en INEF. ¡Ya ves qué diferentes los cuatro!

Elegid: ¿tocar en festivales o en salas pequeñas? Nos gusta la sala, porque va la gente que quiere ir a verte a ti en exclusiva. Es un contacto directo y estás cerca del público. Pero los festis también nos gustan… Si pudiésemos elegir, nos quedaríamos con TODO (risas).

¿Qué sueños tenéis en la música a corto y largo plazo? Girar y girar. Nos gustaría próximamente ir a tocar a Sudamérica y Centroamérica. De momento, disfrutar el disco, girar mucho y hacer los videoclips.

Un consejo para una banda que quiera empezar en esto de la música...Nosotros somos un grupo atípico. Excepto Juan, nadie tenía pensado vivir de la música. Pero les diría que no se compliquen la vida, que no hagan más de lo que puedan abarcar, que se centren en hacer canciones buenas y no hacer florituras. Y pasarlo bien, claro, si tienes unas expectativas altas que no se cumplen, te frustras. Hay que dejarse llevar más. Texto de Ángela Saiz. Fotografía de Mariano Regidor.

Deja un comentario