My Twitter Feed

August 21, 2019

NOTICIAS FLASH:

Julián López. Vine, vi y la lie.

JAC-1355@Emilio-Pereda

En ‘Justo antes de Cristo’, la nueva serie de los showrunners de ‘Camera Café’, el actor manchego se pone en la piel de Manio Sempronio, un patricio romano gris y perdedor al que le conmutan la pena de muerte por alta traición y le envían a la Legión. Un reparto de altura le acompaña en una ficción hilarante que maneja con acierto el humor negro y la ambientación histórica.

Enhorabuena. Es una serie original y divertidísima que, en ocasiones, puede recordar a ‘Astérix’ o los Monty Python, pero a la vez tiene su propia personalidad. ¿Qué pensaste cuando leíste el guion por primera vez?

Pues la impresión que te han dado a ti estos primeros capítulos. Pensar “Qué distinto es esto, qué comedia más inteligentemente escrita y qué ganas de hacerlo”. He tenido la suerte de poder ser Manio, uno de los papeles principales, y sobre todo porque trataba un tema con una perspectiva muy novedosa y una comedia sutil. Se intuía que era algo que, si se hacía bien, podía ser muy especial y desmarcarse del resto de series. Por eso quería estar en ello sí o sí.

Tu personaje, Manio Sempronio, es un perdedor pero quizá más inteligente que otros que has encarnado…¿crees que está destinado a la grandeza o más bien a estrellarse continuamente?

Apunta más bien a estrellarse contra los demás y consigo mismo. (Risas) Es verdad que en los primeros capítulos tiene ese pequeño arco de encontrar algo que no sabía que existía dentro de sí mismo y ahí se podía acabar la historia casi: ha encontrado su verdadero ser y es un triunfador. Pero claro, se habría acabado la serie muy pronto y de repente una hostia de realidad le devuelve a su sitio. Lejos de ser ‘El extraordinario’ o , como su padre, ‘El magnífico’, es una persona gris, anodina, que todo lo que toca lo estropea. Él no sabe muy bien quién es ni por qué está en este mundo, con todo lo trágico que es eso. Esa es otra de las cosas que me atraían: que, si miramos hacia el interior del personaje, es una tragedia absoluta lo que le pasa. Lo que ocurre es que eso es lo que lo hace divertido y cómico. Verlo desde fuera. En el cómputo global de la serie tiene un recorrido muy grande y lo considero uno de los personajes más interesantes que he hecho, sino el que más.

Su esclavo, encarnado por Xosé Touriñán, es algo así como el Sam Gamyi de Frodo, aunque esta relación es algo más conflictiva.

Sí. Yo estaba enamorado de los dos personajes. Si me hubiera tocado interpretar a Agorastocles la hubiera gozado igual porque es el contrapunto perfecto. Curiosamente el esclavo es el que más equilibrio tiene, el que ve las cosas más claras, el que incita al otro a llevar una vida más atractiva…Precisamente porque es un esclavo y ve las cosas desde otro punto de vista ya que se da cuenta de que él puede hacer cosas desde su posición y que su amo no las hace a pesar de ser más privilegiado. Es una relación muy particular. Se conocen desde niños. Va más allá de la relación amo-esclavo. Son amigos, aunque unos amigos un poco particulares, pero se conocen mucho el uno al otro. Xose es conocido en Galicia como cómico principalmente pero aquí le da un poso al personaje que le viene fenomenal. A casi todos los actores y actrices que estamos aquí se nos conoce sobre todo por la vertiente cómica pero trabajamos los personajes desde su lado más dramático.

JADC-STILLS-6

» Manio, mi personaje, es una persona gris, anodina, que todo lo que toca lo estropea. Él no sabe muy bien quién es ni por qué está en este mundo, con todo lo trágico que es eso. Esa es otra de las cosas que me atraían: que, si miramos hacia el interior del personaje, lo que le pasa es una tragedia absoluta».

Es una serie bastante coral y cada uno de los intérpretes tiene su arco y su subtrama. Está ,por ejemplo, el personaje de Cecilia Freire, que coincide poco con el tuyo. Además venís de trabajos muy diferentes, ¿cómo lograsteis encajar todos en el mismo registro?

Hay como varias tramas. Por un lado están los tribunos, por otro la familia del general con su nieta, luego estamos Xose y yo en la tienda con los legionarios. Tanto Pepón como Juan Maidagán se preocupaban de mostrar todo lo que querían: realismo puro y duro. A la gente de vestuario, arte, fotografía…les decían que cuanto más real fuera todo más divertido iba a ser. Querían que fuera todo como si estuviéramos haciendo ‘Quo Vadis?’ o ‘Ben Hur’. Las conversaciones tenían que tener su credibilidad dentro de esa época. Ellos ya se encargaban de que las líneas de diálogo fueran tan cómicas y tan brillantes pero había que decir todo con normalidad, neutralidad, costumbrismo y sin subrayar nada. Eso nos lo marcaron en la cabeza desde el principio y es el secreto de que estemos todos en la misma onda.

Los personajes hablan en un lenguaje cotidiano pero se mantiene un toque más o menos atemporal. No se usan recursos fáciles como el de introducir referencias actuales.

Claro. Eso entraña mucha dificultad. Los guionistas no tiran de ningún anacronismo fácil como que hablen de lo que hoy en día sería un teléfono móvil. Si que se llegó al acuerdo de que los personajes podían decir ‘Joder’ y otras exclamaciones actuales porque eso conectaba muy bien con los espectadores de hoy. Tampoco se ha hecho un esfuerzo por esconder los acentos de los actores. Xosé es gallego pero no ha intentado ocultarlo porque creíamos que su acento le iba a dar naturalidad y que no había que pararse a pensar en eso porque al fin y al cabo todos estamos hablando en español y no como romanos. Y después de todo en esa época también tendrían sus acentos que no serían esos mismos, pero habría otros.

En lo técnico, ¿fue complicado realizar una ficción de época?

El rodaje ha sido complejo porque, pese a ser capítulos cortos, se ha realizado en plazos muy breves. Todos teníamos que poner de nuestra parte para intentar optimizar los recursos. Ha habido exteriores muy complicados porque eran fechas en las que hacía bastante frío. La gente de vestuario intentaba que estuviéramos lo más cómodos posible. Ha sido un equipazo y una gozada realizarlo. También hay trabajo de plató pero está tan bien realizado que puede dar la sensación de que es un exterior. Yo ,que apenas he hecho ficciones de época, estoy deseando volver a rodar.

Una de las ventajas de las nuevas plataformas es que permiten realizar series cortas, de media hora, que es un formato ideal para la comedia. ¿No te parece?

Sin duda. Yo soy aficionado a un formato que veía desde niño, el de la sitcom. Esta no es una sitcom clásica con público y decorados pero sí respeta el formato de la duración que tenían. Es algo de lo que se habla mucho en la producción entre compañeros y compañeras, que quizá si no existiera una plataforma como Movistar + probablemente no se podría hacer algo así hoy en día. Ojalá dentro de unos años también se pueda hacer en las televisiones generalistas porque es el formato adecuado. No hay nada peor que una narración estirada en general y , concretamente, una comedia estirada chirría mucho. Esta es la duración idónea.

Algo de esto comentaste en Tracking Bilbao pero ¿te gustaría recuperar a algún antiguo personaje?

Seguramente Juancarlitros por varias razones. No sólo porque disfruté mucho con el personaje y porque claramente tiene una vida propia que bien podría dar para un spin-off más allá de ‘No controles’, sino porque también lo demandaba mucha gente. Incluso mucho después de la película el público sigue pidiendo una segunda parte de la peli para ver más al personaje o algo que esté sólo protagonizado por él. Quizá por eso es el que más papeletas tendría para volver. Ocurrió algo parecido con mi personaje en ‘Perdiendo el norte’ y en realidad ese sí que ha vuelto recientemente en la secuela, ‘Perdiendo el Este’. También me gustaría tal vez rescatar al personaje de Emilio, uno de los vigilantes de seguridad en ‘Museo Coconut’, que también me transmitía sensaciones similares a las que me ha transmitido Manio en ‘Justo antes de Cristo’. Y luego también cabe la posibilidad de que vuelva a interpretar a Jaime si llega a haber una secuela de ‘Superlópez’. Aunque de todos modos es difícil repetir personajes sobre todo en la comedia.

Texto de Roberto González.

JAC_MANIO_B_01

 ‘Justo Antes de Cristo’ llega el 5 de abril a Movistar +

Deja un comentario