My Twitter Feed

February 16, 2019

NOTICIAS FLASH:

Nathalie Poza. Robando Binladens. -

martes, febrero 5, 2019

Twinterview a Ingrid García-Jonsson. -

martes, febrero 5, 2019

Nadine Labaki. Ciudad del caos. -

martes, febrero 5, 2019

Tres idénticos desconocidos. El misterio de los trillizos. -

martes, febrero 5, 2019

Novedades Carminha. De Tánger a tu corazón. -

lunes, febrero 4, 2019

Meute. La techno-banda del pueblo. -

lunes, febrero 4, 2019

Depedro. Todo ha salido bien. -

lunes, febrero 4, 2019

Kælan Mikla.La poesía que surgió del frío. -

lunes, febrero 4, 2019

Ketama. No están locos. -

lunes, febrero 4, 2019

New Day. El signo de los tiempos. -

lunes, febrero 4, 2019

Hermanas. Amor y reproche. -

domingo, febrero 3, 2019

Ghero. Euskara 3000 urtean. -

domingo, febrero 3, 2019

Kepa Errasti. El deseo de Ane. -

domingo, febrero 3, 2019

Miren Gaztañaga. Shakespeare revisitado. -

domingo, febrero 3, 2019

Del cómic al cine, según VÍCTOR SANTOS. -

domingo, febrero 3, 2019

Marta Alonso Berná. Dinero, sexo y (súper) poderes. -

domingo, febrero 3, 2019

Jason Lutes. El final de la trilogía. -

domingo, febrero 3, 2019

Wallart. Mejorando el entorno. -

domingo, febrero 3, 2019

Mattreses of Bilbao. Explorando las posibilidades del espacio público. -

domingo, febrero 3, 2019

CIC Energigune. A”pila”dos. -

domingo, febrero 3, 2019

Jason Lutes. El final de la trilogía.

Berlin

El autor Jason Lutes habla en esta entrevista sobre la que seguramente será la obra más importante de su vida, ‘Berlín’, una novela gráfica dividida en trilogía, escrita y dibujada durante más de veinte años y cuya tercera parte fue publicada hace pocas semanas.

¿Cómo decidiste crear una novela gráfica sobre uno de los más oscuros episodios vividos en Europa Central como fue la República de Weimar y el ascenso del Partido Nazi? En 1994 estaba finalizando ‘Jar of Fools’ (publicada en España con el título de ‘Juego de Manos’) mi primera novela gráfica, y pensando sobre qué iba a hacer a continuación, me topé con un anuncio de publicidad de un libro de fotografía titulado ‘El Berlín de Brecht’. Decidí entonces que mi siguiente libro versaría sobre la República de Weimar y que tendría una longitud de unas seiscientas páginas. Por aquel entonces no sabía gran cosa sobre el Berlín de aquella época.

¿Tenías decidido desde el principio que la obra sería una trilogía? Muchos aspectos del libro venían determinados por consideraciones estructurales. Decidí desde el principio que cada capítulo tendría una longitud de veinticuatro páginas (la longitud estándar de un cómic por aquella época), y la historia completa sería de veinticuatro capítulos. El hecho de que veinticuatro se dividiera igualmente en tres partes dictó mi estrategia para llevar a cabo una trilogía. Al final escribí y dibujé veintidós capítulos, porque llegado a cierto punto sentía que alargar la historia hasta los veinticuatro no era más que hacer un relleno innecesario.

¿Podrías explicarnos brevemente el proceso de creación de este trabajo? ¿Trabajaste a partir de un borrador sobre cómo se desarrollaría la historia, cómo fue la documentación previa, tenías una idea preconcebida de quiénes serían los protagonistas de la obra antes de empezar a dibujar? Entre los años 1994 y 1996 leí todo lo que pude encontrar sobre Alemania y la historia de Europa, de forma cuidadosa para evitar que no cayera en mis manos ningún tipo de información sobre cualquier hecho acontecido tras el año 1933. Mi objetivo era sumergirme (y que mi extensión, el lector, lo hiciera conmigo) en ese tiempo y lugar, para imaginarme cómo sería la vida para una persona común por aquel entonces cuando el futuro estaba aún por escribir. Al mismo tiempo quería utilizar un medio como es el cómic para explorar el espectro de la experiencia humana en diferentes estratos sociales. Tras dos años de lectura y de tomar notas, una vez que me sentía ya sobre una sólida base sobre lo que quería escribir, desarrollé a Marthe y Kurt, mis dos protagonistas principales. Entonces los puse en un tren y los envié a la ciudad, con el objetivo de seguirles para ver adónde les conducían las decisiones que fueran tomando. La narración de la historia tuvo mucho de exploración, en la que no sabía qué iba a ser lo siguiente que iba a suceder (más allá de algunos acontecimientos históricos importantes). Mi aproximación fue altamente improvisada; tenía como norma escribir y dibujar un capítulo por completo antes de empezar con el siguiente.

“No me llamaría a mí mismo un experto, pero creo que cualquiera que estudie historia puede ver claramente el impacto negativo del capitalismo global y la explotación de la clase trabajadora por parte de regímenes cada vez más autoritarios”.

Esta trilogía de Berlín comenzó en 1996 y finalizó en 2018. Durante ese intervalo ha habido enormes cambios en el mundo tales como la globalización, la revolución asociada a Internet y las nuevas tecnologías, la crisis financiera, el empobrecimiento de la clase trabajadora en los países de Occidente, el ascenso de movimientos populistas y de extrema derecha… como un experto en el periodo concerniente a la República de Weimar, ¿crees que existe el riesgo de repetir los mismos errores que en aquel tiempo sucedieron? No me llamaría a mí mismo un experto, pero creo que cualquiera que estudie historia puede ver claramente el impacto negativo del capitalismo global y la explotación de la clase trabajadora por parte de regímenes cada vez más autoritarios. La franja entre los más ricos y los más pobres no ha hecho más que aumentar, y lo ha hecho hasta el punto de que hoy día está más que claro que los oligarcas tratan de exprimir al resto de nosotros para conseguir el mayor lucro posible antes de retirarse a sus bunkers armados para escapar de la convulsión violenta que de forma inevitable sigue a un desequilibrio social. Ya no estamos en el tiempo de estar “en riesgo de”… Estamos viendo cómo está sucediendo en tiempo real, especialmente en mi propio país. No es algo que pueda suceder en un posible futuro, está sucediendo ahora mismo.

¿Cuáles son tus sensaciones ahora que has finalizado esta novela gráfica, la que seguramente será tu obra más importante? Finalicé Berlín una semana antes de cumplir cincuenta años. Recuerdo que cuando cumplí cuarenta, pensaba que solo había completado un tercio del camino que me llevaría a finalizar la historia por completo y que no sería capaz de finalizar algo de esas dimensiones en lo que me quedaba de vida. Ahora pienso que si en un futuro soy recordado por algo, será por este libro y es algo con lo que estoy a gusto.

Tras finalizar esta trilogía que te ha llevado más de veinte años llevarla a cabo, ¿Te sientes con energía para abordar un nuevo proyecto? A pesar de la situación actual del mundo, no siento otra cosa que excitación y energía para dedicarme a futuros proyectos. Tengo en mente muchos libros que quiero escribir y dibujar, ¡pero todos ellos tendrán que ser más cortos! El libro que ahora mismo tengo sobre mi mesa de dibujo es un Western que tiene lugar en Arizona en el año 1865. Aparte de esto, también produzco suplementos para juegos de rol. Mucho por hacer y poco tiempo para ello. Texto de David Tijero.

Deja un comentario