My Twitter Feed

December 14, 2018

NOTICIAS FLASH:

Iseo & Dososound. Música para la gente. -

lunes, diciembre 3, 2018

Natos y Waor. Reyes del underground. -

lunes, diciembre 3, 2018

90 años de Mickey Mouse, según el animador Eric Goldberg. -

lunes, diciembre 3, 2018

Trabajar en ‘Campeones’ según Athenea Mata. -

lunes, diciembre 3, 2018

Ara Malikian. Un violín con sentimiento. -

lunes, diciembre 3, 2018

Melenas. De Pamplona al mundo. -

domingo, diciembre 2, 2018

Hinds. Sin prisas pero sin pausa. -

domingo, diciembre 2, 2018

Manuela Vellés. Canciones que reflejan una vida. -

domingo, diciembre 2, 2018

Alexandra Jiménez. La novia del Supermedianía. -

domingo, diciembre 2, 2018

Arturo Valls y Berto Romero. El futuro, que no es poco. -

domingo, diciembre 2, 2018

Icíar Bollaín. Bailando y llorando con ‘Yuli’. -

sábado, diciembre 1, 2018

Spider-Man: Un nuevo universo. Las mil y un caras del Hombre Araña. -

sábado, diciembre 1, 2018

Ana y el apocalipsis. Noche de paz…y zombies. -

sábado, diciembre 1, 2018

Xprest! Aux 2018. Me quiere, no me quiere(s). -

sábado, diciembre 1, 2018

Zinebi Express. Con zeta de ‘zinéfilo’. -

sábado, diciembre 1, 2018

Playoff. El partido de sus vidas. -

sábado, diciembre 1, 2018

Galerna. El retrato que no vemos. -

viernes, noviembre 30, 2018

Edificio Museoalde. Robocop se asoma a la Ría. -

viernes, noviembre 30, 2018

Tecnología. -

viernes, noviembre 30, 2018

Moda: Looks EMA MTV Bilbao. -

viernes, noviembre 30, 2018

Natos y Waor. Reyes del underground.

NatosWaor

Considerados por muchos los raperos con más influencia del panorama nacional, el dúo formado en Madrid acumula sold-outs en su última gira, en la que presentan su nuevo trabajo ‘Cicatrices’. Un álbum ecléctico y trabajado al detalle en el que los llamados ‘Hijos de la Ruina’ repiten su fórmula del éxito con los sentimientos al descubierto y la verdad por bandera.

Previamente a lanzar ‘Cicatrices’ estuvisteis de parón durante un tiempo, ¿que es lo que más echasteis de menos?

Dar conciertos sin ninguna duda, es de lo que más disfrutamos. Si por ejemplo el mes de noviembre no tenemos ningún concierto porque la agenda salió así ya lo echamos de menos, pues imagínate un año y pico que estuvimos quietos. Aún así este fue un parón necesario porque había que oxigenar un poco y queríamos centrarnos en preparar el disco. Llevábamos mucho tiempo seguido girando y tampoco queríamos quemar al público, que acabó cogiendo incluso más ganas. Fue una decisión difícil pero fue un acierto, la gira está saliendo infinitamente mejor de lo que pensábamos.

Durante este tiempo que habéis estado preparando el disco, ¿ha habido alguna vivencia, un descubrimiento musical o personal que haya definido especialmente ‘Cicatrices’?

Creemos que lo que más ha hecho que este disco esté más cuidado musicalmente y más variado es la presencia de Pablo Gareta, aparte de ser muy amigo nuestro es ingeniero de sonido, compositor y tiene muy buen gusto, le ha dado un toque al disco muy especial.En otros discos muchas veces nos pasaban una instrumental, nosotros rapeábamos encima, mezclábamos y ya está. En este caso cada tema es un mundo, ningún tema se ha quedado tal cual lo grabamos al principio. Además nosotros hemos cuidado cada vez más las letras y al final todo suma, ha quedado un discazo.

Sobre la Generación Perdida de la que habláis, ¿cómo veis que está madurando?

Pues jodido, la verdad. Vemos gente muy válida a nuestro alrededor desempeñando labores que no deberían ser propios de personas tan capacitadas. Cuando vemos a toda la gente que tiene estudios y está preparada -porque se supone que somos la generación más preparada- la mayoría están currando fuera, en curros que no les gustan, o aquí en curros que no les gustan y además cobrando una mierda. Y esto los que tienen suerte de trabajar. Me da una pena terrible. Nosotros somos unos privilegiados que hemos conseguido hacer de nuestra pasión nuestro trabajo, no hay mayor éxito que ese, pero por desgracia no somos la tónica, podríamos estar perfectamente en la misma situación que ellos.

Como paradigma de la autogestión que sois, ¿crees que los artistas más jóvenes son más vulnerables de cara a la industria?

Obviamente es muy difícil competir con los grandes sellos que tienen unas millonadas en marketing detrás, una publicidad abusiva.. pero gracias a internet no hay nada imposible. Si algo es bueno y gusta, se propaga, y tenemos suerte de que ese haya sido nuestro caso. A la gente le ha gustado nuestra manera de hacer las cosas y cada vez se suman más al carro. Nosotros somos más trabajadores y perfeccionistas y no nos dormimos en los laureles porque queremos estar aquí dando guerra muchos años. También creo que las multinacionales nos miran por el rabillo del ojo diciendo sabiendo que no pueden comprarnos y nosotros con muchos menos medios se lo ponemos muy difícil. Eso nos llena de orgullo.

En alguna ocasión habéis dicho que nunca vais a tener jefe, pero esto os ha llevado a tener que tomar las riendas de vuestra carrera desde todos los aspectos e incluso coordinaros con mucha gente para que vuestro trabajo salga adelante. ¿Cómo son Natos & Waor cuando les toca ser los jefes?

Pues la verdad es que con muy buen rollo y mucha naturalidad, somos una familia. Absolutamente nadie nos trata como jefes, pero somos los que tomamos las decisiones. Además cada uno manda en su parcela porque por suerte tenemos un equipo que está formado por los mejores en su disciplina. Estamos muy bien rodeados y cada uno sabe mejor que nadie cómo hacer su papel, nosotros solo somos el punto de unión.

NatosW2

“El hito más importante de nuestra carrera a día de hoy fue cuando llenamos el palacio de Vistalegre con 11.500 personas. En cuanto terminamos y bajamos del escenario pensamos.. lo hemos conseguido. Pero  a día de hoy no nos vale, queremos más. También estaríamos felices si no subiéramos más,  pero si no tuviéramos ambición sería una gilipollez seguir en esto”.

¿Os influye de algún modo la manera en la que se hace rap desde fuera de España?

Escuchamos música de todas partes pero de ninguna cogemos referencias. Quizás cuando éramos más chavales sí que mirábamos al de al lado un poquito. Con el tiempo vas forjando tu propio estilo y madurándolo, pero a la hora de hacer música solo nos miramos a nosotros. Estamos avanzando por un camino que estamos andando nosotros por primera vez y eso es super bonito, creo que ahora no tenemos ninguna influencia que no seamos nosotros mismos.

Pensáis que por lo explícito y directo de vuestra música estáis más expuestos a herir sensibilidades en un tiempo en el que la gente está muy pendiente de cualquier fallo por parte de los artistas?

Sin duda, porque cada vez la gente es más llorica. Ya pasa en el humor cuando la gente se escandaliza con según qué cosas y chistes, igual que internet ha venido muy bien para algunas cosas es una mierda para otras. Nosotros en nuestro contexto no íbamos a ser menos. Por supuesto que hay gente que se ofende por nuestras canciones, pero es cierto que a veces hay que hacer cierta autocrítica y saber cuando ciertas críticas que ese hacen son fundamentadas. Hace tiempo a lo mejor teníamos alguna frase a la que se le podía sacar un poco de punta, pero incluso esas cosas según van pasando los años, vamos madurando y las vamos puliendo cada vez más. Siempre hay cosas que se pueden mejorar de cara al futuro, por la imagen que quieres dar o cuál quieres que se lleven tus hijos el día de mañana sobre tus letras. Es verdad que en lo demás somos un poco descarados y a lo mejor un poco malhablados, pero eso vamos a seguir siéndolo, al que no le guste que no nos escuche.

Últimamente el mundo del rap está muy vinculado al drama, al beef. ¿Cómo escapa uno de eso?

Por un lado, nuestros problemas con algún artista, que por suerte es con pocos o con nadie en realidad, los hemos solucionado sin necesidad de que se enterara nadie porque creemos que a nadie le importan ese tipo de problemas. Lo que pasa es que mucha gente pues se quiere aprovechar de eso para ganar fama rápida y efímera. Los beef han existido toda la vida y seguirán existiendo, incluso es gracioso a veces pero ya huele.

Tras todos estos años de trabajo, ¿ha llegado ya el momento en el que os decís a vosotros mismos “ya lo hemos conseguido”?

Ha llegado y seguimos, las dos cosas. El hito más importante de nuestra carrera a día de hoy fue cuando llenamos el palacio de Vistalegre con 11.500 personas. En cuanto terminamos y bajamos del escenario pensamos.. lo hemos conseguido. Pero lo cierto es que a día de hoy no nos vale, queremos más. También estaríamos felices aunque no subiéramos más, por decirlo de alguna manera, pero es cierto que si no tuviéramos ambición sería una gilipollez seguir en esto, queremos llegar cada vez más alto y estamos trabajando duro pero sin que nos obsesione. Texto de Janire Goikoetxea.

Deja un comentario