My Twitter Feed

June 18, 2018

Vetusta Morla. Música como forma de vida.

VetustMorla

Vetusta Morla están inmersos en su gira ‘Mismo Sitio, Distinto Lugar’, nombre que titula también su cuarto álbum de estudio. Melodías pegadizas y canciones que llegan a todo tipo de público les caracterizan.

¿Qué os depara este mes de junio, dándole la bienvenida al verano? Llevamos apenas un mes de gira por España, acabamos de volver de Latinoamérica. Hemos estado en 7 países, estamos arrancando la gira y ofreciendo los conciertos más grandes que hemos hecho nunca. Antes de Bilbao estaremos en el Palau Sant Jordi y en otro concierto muy especial en la Explanada de La Caja Mágica en Madrid, donde caben casi 40.000 personas. Estamos llevando a grandes espacios lo que llevamos tiempo tocando. Tenemos mucho trabajo de escenografía, luces, vídeo… Estamos mejorando el show. ¡A Bilbao llegará en un momento bastante fino! (risas)

¡Estáis tocando entonces mucho al aire libre! Sí, son conciertos propios y con el nuevo disco queríamos estar en espacios diferentes, ¡queríamos cambiar de recintos! Los conciertos al aire libre te permiten tener un control mayor de la acústica y aprovechando que llega el verano, es un buen momento (risas) Queríamos arrancar así antes de plantearnos festivales. Como cuando haces una obra de teatro y la muestras por primera vez, no queríamos que la gente lo primero que viera fuera un concierto más limitado en un festival, sino uno de nuestros shows propios.

¿Tenéis entonces un formato o tipo de recinto preferido donde tocar? Tenemos la suerte de trabajar todos los formatos: venimos de otros países de hacer bolos para 2.000 personas y ¡por supuesto nos apetece hacer conciertos para más de 20.000 personas! Nos gusta ir planteando cada concierto de manera diferente y en distintos sitios.

Habéis estado más de tres veces tocando en nuestro querido BBK LIVE, ¿qué destacaríais de una experiencia así? ¡El BBK LIVE tiene el mejor emplazamiento! Kobetamendi es un lugar increíble y tocar en el monte es genial. A nivel de producción, de cartel y de público es de los mejores festivales donde Vetusta Morla ha podido tocar, con todo tipo de gente y bandas internacionales. ¡Guardamos muy buen recuerdo!

En este disco habéis dicho que estáis abiertos a la experimentación… Es un disco en el que hemos salido de nuestra zona de confort. ¡Hemos coproducido y todo! Es la primera vez que grabamos fuera de España, nos fuimos a Berlín, a Hansa Studios, fuimos a mezclarlo a Estados Unidos con Dave Fridmann, productor de Tame Impala y otras bandas que nos gustan mucho. Durante todo el proceso, una de las constantes era probar cosas que no habíamos hecho. Eso te lleva a cierta incertidumbre y cierto vértigo pero es sano a la hora de crear y de vivir la experiencia del disco como algo único.

¿Cómo recibe el público de fuera vuestra música? Al final el perfil no es tan diferente: es gente que recibe tu música y se emociona con ella. Es tan sencillo como eso y pasa en cualquier lado del mundo. Llevamos 10 años ya yendo a Latinoamérica y se nota que a base de picar piedra vas teniendo tu público. Es la primera vez que lanzamos el disco de manera internacional y es una suerte poder conocer otras culturas, viajar, y poder tener gente con la que compartir experiencias al otro lado del mundo. Con Estados Unidos pasa parecido, llevamos sin ir desde 2012 pero creo que el mundo latino en EE.UU. es tan amplio que volveremos pronto. Tenemos la suerte de viajar con nuestra música y conocer distintos lugares con ella.

“Estamos arrancando la gira y ofreciendo los conciertos más grandes que hemos hecho nunca. Estamos llevando a grandes espacios lo que llevamos tiempo tocando. Tenemos mucho trabajo de escenografía, luces, vídeo… Estamos mejorando el show. ¡A Bilbao llegará en un momento bastante fino! ”

Empezasteis en 1998 y tardasteis 10 años en sacar el primer álbum… ¿Cómo fueron los comienzos? El primer cd salió en 2008 y fue todo un proceso de aprendizaje. Aprender a estar en el escenario, hacer conciertos, conformar la identidad de la banda, un sonido… Lo recuerdo con cariño y sin nostalgia (risas)

¿Cómo es el proceso de composición del grupo? Cada canción es un mundo pero normalmente Juanma y yo solemos llevar las canciones hechas y las compartimos con el resto. Entre todos las trabajamos, hacemos un boceto de melodía, de letra y la convertimos en una canción de Vetusta Morla. Todo ese trabajo solemos hacerlo en el local. En este disco hemos trabajado de otra manera; hemos usado herramientas más electrónicas e informáticas, menos estar tocando todos juntos a la vez y más arreglando el sonido y destripando los arreglos antes de confirmar una canción.

¿Significa eso que este disco es más digital? No tiene por qué, hay muchos toques analógicos y muchos digitales. Hemos compuesto de otra manera simplemente. Se integran ambos mundos digital y analógico.

¿Cualquier sitio es bueno para que te venga una idea para crear una canción? Más que el sitio es el estado en el que estés. Si estás trabajando y desarrollando y trabajando ideas, poco importa si te pilla en tu casa o debajo de un escenario. Los lugares influyen pero no generan canciones por sí solos. Hay que trabajarlas.

¿Cómo definís el estilo de Vetusta? Vetusta hace música, hace canciones, no ponemos etiquetas. Creo que las canciones si expresan y emocionan están bien hechas. Pero no nos corresponde a nosotros poner etiquetas, nos corresponde hacer canciones y compartirlas con la gente.

¿Os consideráis una banda de directo? Sí, al final ha sido nuestra seña de identidad desde siempre. En este disco hemos intentado salir de ahí; primero trabajar las canciones desde el estudio y sin pensar que luego tenían que ser interpretadas en directo porque a veces cuando piensas en el directo te limitas bajo el punto de vista de la producción y de los arreglos. Ahora hemos hecho un recorrido inverso: intentar reproducir el disco que hemos grabado con mucha instrumentación distinta y después llevarlo al directo. Es muy trabajoso pero está dando buenos resultados.

¡Pequeño salto mortal es vuestra discográfica! ¿Cómo nació? El álbum ‘Un día en el mundo’ se grabó y no quiso sacarlo ninguna discográfica. Pensamos que lo mejor era crear un sello para poder publicar nuestra música y nuestros discos. Con ese espíritu nació y con ese espíritu sigue. No tiene aspiraciones de convertirse en un sello que fiche a otras bandas, es nuestra casa, donde trabaja la gente que nos cuida. Que, por cierto, son todo trabajadoras. Es bonito en el mundo de la música encontrar una empresa donde trabajan sólo mujeres. Texto de Ángela Saiz. Fotografía de Jerónimo Álvarez.

Deja un comentario