My Twitter Feed

June 18, 2018

José Luis Munuera. La cara buena del villano.

Zorglub

El dibujante y guionista murciano que ha triunfado en el mercado francobelga recupera a un clásico villano de Spirou, Zorglub, y lo convierte en el protagonista de una historia divertida y llena de aventuras que nos presenta por primera vez a su hija, Zandra.

Es bien sabido que los francobelgas suelen ser bastante celosos con sus personajes estrella. En este caso, ¿cómo surge ‘La hija de Z’ ? La fama ganada con tu paso previo por Spirou, ¿te dio posibilidad de plantear este spin-off?

El proyecto fue una idea mía: ¡me parecía tan evidente que un personaje como Zorglub merecía ser la vedette de su propio tebeo que no comprendía cómo no se había hecho antes! Yo propuse la idea a Dupuis y ellos la aceptaron de buen grado, confiando efectivamente en que, con la experiencia acumulada como autor de la serie principal durante cuatro álbumes no haría demasiadas tonterías.

¿Era Zorglub uno de tus secundarios favoritos de la época clásica de Spirou?

Sin duda. Es un personaje complejo, que pasa de la maldad al patetismo. Está lleno de contradicciones porque su maldad no es más que una incapacidad para empatizar con el resto del género humano y su genialidad se limita a la creación de los ingenios más inútiles.

El cómic comienza de forma irónica con un diálogo sobre la explotación de franquicias pasadas. ¿Crees que se pueden recuperar sagas y personajes de otros tiempos de forma afortunada? A grandes rasgos ha funcionado bien con Spirou.

Creo efectivamente que sí se puede utilizar una mitología concreta, definida y previa para desarrollar un trabajo creativo que tenga una entidad propia. Algunos spin-offs de los últimos tiempos, son, en mi opinión, tan notables o más que las narraciones que les sirven de raíz: así por ejemplo ‘Better Call Saul’ o ‘Fargo’.

¿Por qué crees que da tanto juego darles una hija a los villanos? Se me ocurre que ha sucedido en Gru, en ‘Hotel Transilvania’, en la serie ‘Phineas y Ferb’ y ahora con Zorglub…

Porque al situar el cliché narrativo por excelencia de la misantropía, el “malo”, en contraste con la situación humana más generosa y entregada posible, la paternidad, se crea un contraste que da lugar a infinidad de situaciones narrativas, especialmente cómicas.

A pesar de los esfuerzos de editoriales como Dibbuks, en la actualidad, Spirou nunca ha sido un personaje tan popular para el lector español como Tintín, Astérix o Los pitufos, ¿Tienes alguna teoría de por qué es así?

Porque nunca se le ha editado con el rigor y el compromiso con el que lo está haciendo actualmente Dibbuks. Si ,de hecho, ya es una serie compleja de seguir, porque ha sido sistemáticamente retomada por autores diferentes, que la han dirigido por senderos muy variados, esta falta de continuidad en la publicación no ha ayudado a su implantación. Ahora eso parece que está, afortunadamente, cambiando…

Las obras en qué trabajas contienen una buena trama, abundantes secuencias de acción y están excelentemente dibujadas pero hay un elemento que suele tener mucha importancia, el humor, ¿crees que hay reivindicar la comedia?

Es que yo me considero esencialmente un autor de comedia. Si tengo algún talento, creo, es el de poder componer relatos dentro del género de “comedia de aventuras” que está un poco abandonado por los autores de cómic actualmente. Espero hacerlo con algún éxito… Texto de Roberto González.

Zorglub3

Deja un comentario