My Twitter Feed

September 20, 2018

NOTICIAS FLASH:

Moda. Diez vestidos por menos de 15 euros. -

miércoles, agosto 1, 2018

Adiós Arturo. Funeral a la Cubana. -

miércoles, agosto 1, 2018

Xavi Mira. ¡Bienvenido al clan! -

miércoles, agosto 1, 2018

Yo soy Pichichi. ¡Aúpa Athletic! -

miércoles, agosto 1, 2018

Goyo Jiménez. El humor manchego universal. -

miércoles, agosto 1, 2018

Lola Herrera. Cuarenta años con Carmen. -

miércoles, agosto 1, 2018

Los Increíbles 2. No todos los héroes llevan capa. -

martes, julio 31, 2018

Brian Henson. Sexo, drogas y ‘moñecos’. -

martes, julio 31, 2018

Itziar Castro. ¿A quién salvarías? -

martes, julio 31, 2018

Rodrigo Cortés. Dirigiendo a Uma Thurman. -

martes, julio 31, 2018

Elena Trapé. Nostalgia de una generación. -

martes, julio 31, 2018

(Des)encanto. La vida no es un cuento de hadas. -

martes, julio 31, 2018

Viva Suecia. Música fresca y sin etiquetas. -

martes, julio 31, 2018

Lester y Eliza. Atmósfera de sonidos. -

martes, julio 31, 2018

Grises. Animales de escenario. -

martes, julio 31, 2018

La Tremendita. Un canto adelante. -

martes, julio 31, 2018

Korrontzi. De Euskadi al mundo. -

martes, julio 31, 2018

El Canijo de Jerez. El optimismo y la música como terapia. -

martes, julio 31, 2018

Jarabe de palo. La vida es una y ahora. -

martes, julio 31, 2018

El caso Alain Lluch. Carne fresca. -

lunes, julio 30, 2018

Frank Lee. Desde este lado del Atlántico.

FrankLee

Tras una larga trayectoria dentro del ámbito de la música, Frank Lee, secundado por la banda The Graves, se embarca en la aventura de su primer disco, Waitin’, trabajo que reúne un puñado de canciones bajo un estilo muy personal y que bebe de las fuentes de la Americana Music.

¿Cuál es el origen de Frank Lee y qué pasos le han llevado a grabar sus canciones hasta estas latitudes? Frank Lee se forja tras muchos años a la sombra, tocando el bajo en grupos de versiones hasta que florece una inquietud, unas canciones que salen de dentro y llegas a este punto en que interpretas lo que te apetece con quien te apetece.

Tu estilo podría encuadrarse dentro de la Americana Music. ¿Cuáles serían las características principales que una canción habría de tener para poder considerarse dentro de este estilo? Sí, puede considerarse así. Americana, New Folk que llaman ahora. Es un estilo que bebe del blues, del country, que tiene sus raíces en la música americana pero que cada uno lo adapta a su estilo, sobre todo en las letras, conservando esa esencia que reside en la armonía y estructura de las canciones.

Atendiendo a las letras, a los instrumentos, incluso al modo de grabación… ¿es posible componer, grabar o interpretar canciones de este estilo sin hacer un ejercicio de nostalgia de otros tiempos pretéritos y otros lugares lejanos? A decir verdad mis canciones hablan de lo que es la vida en general, hablan de uno mismo, de experiencias personales a este lado del Nervión. Nostalgia, puede ser, no he inventado nada nuevo aunque estas canciones las he hecho desde un punto de vista personal. En Waitin’ encuentras historias que le pueden ocurrir a cualquiera, historias que son atemporales y universales.

Un estilo tan definido como éste, ¿tiene margen de evolución para nutrirse de otras influencias que en un principio le serían ajenas o sería de alguna forma desnaturalizar las sensaciones que la Americana ofrece al oyente? Todos los géneros de música pueden fusionarse y evolucionar aunque yo he preferido quedarme en un estilo más clásico. Reflexionando sobre las canciones que componen este disco, los acordes que las construyen son muy similares a lo que te puedes encontrar en otros estilos. La diferencia radica a la hora de ejecutar los temas. Son canciones que funcionan con guitarra y armónica y que podrían funcionar también tocada a ritmo de rock.

¿Grabar y publicar un disco como este es un ejercicio de ir a la contra con respecto a lo que es norma o han sido las circunstancias las que te han llevado a ello? Las condiciones me han llevado a ello. Es cierto que hoy día el mercado está mucho más abierto y es más fácil grabar un disco que hace veinte años, pero no oculto que hubiera preferido poder haberlo hecho de una manera más tradicional y con grandes medios de producción.

¿Cómo ves la situación de un estilo como éste de la Americana a este lado del Atlántico? ¿Percibes un interés creciente? Esta música ya ha hecho su recorrido. Le queda poco tramo de evolución. Está muy bien lo que se hizo en los 60 y 70 pero se sigue queriendo consumir este tipo de música o de interpretación a día de hoy por lo que salen nuevas voces. No tiene el seguimiento que puedan tener otros estilos pero sí tiene un público fiel. Texto de David Tijero.

Deja un comentario