My Twitter Feed

September 20, 2018

NOTICIAS FLASH:

Moda. Diez vestidos por menos de 15 euros. -

miércoles, agosto 1, 2018

Adiós Arturo. Funeral a la Cubana. -

miércoles, agosto 1, 2018

Xavi Mira. ¡Bienvenido al clan! -

miércoles, agosto 1, 2018

Yo soy Pichichi. ¡Aúpa Athletic! -

miércoles, agosto 1, 2018

Goyo Jiménez. El humor manchego universal. -

miércoles, agosto 1, 2018

Lola Herrera. Cuarenta años con Carmen. -

miércoles, agosto 1, 2018

Los Increíbles 2. No todos los héroes llevan capa. -

martes, julio 31, 2018

Brian Henson. Sexo, drogas y ‘moñecos’. -

martes, julio 31, 2018

Itziar Castro. ¿A quién salvarías? -

martes, julio 31, 2018

Rodrigo Cortés. Dirigiendo a Uma Thurman. -

martes, julio 31, 2018

Elena Trapé. Nostalgia de una generación. -

martes, julio 31, 2018

(Des)encanto. La vida no es un cuento de hadas. -

martes, julio 31, 2018

Viva Suecia. Música fresca y sin etiquetas. -

martes, julio 31, 2018

Lester y Eliza. Atmósfera de sonidos. -

martes, julio 31, 2018

Grises. Animales de escenario. -

martes, julio 31, 2018

La Tremendita. Un canto adelante. -

martes, julio 31, 2018

Korrontzi. De Euskadi al mundo. -

martes, julio 31, 2018

El Canijo de Jerez. El optimismo y la música como terapia. -

martes, julio 31, 2018

Jarabe de palo. La vida es una y ahora. -

martes, julio 31, 2018

El caso Alain Lluch. Carne fresca. -

lunes, julio 30, 2018

Malena Alterio. En busca de la luz.

Malena

En ‘Los universos paralelos’ Malena encarna a una mujer que intenta reconducir su vida tras la muerte de su hijo pequeño. Ella y su pareja lucharán por recuperar sus fuerzas en esta adaptación de una obra de David Lindsay-Abaire en la que también interviene Belén Cuesta.

La obra parte de una premisa muy dramática pero tiene elementos de comedia y tú la calificas como una historia “luminosa”. Es cierto que parte de un tema muy dramático, la pérdida de un hijo, pero tiene luz y es muy humana en el sentido de que en la vida no es todo drama ni todo comedia sino que es una bonita ensalada de muchas cosas y creo que el autor lo plasma muy bien, y el director de la versión española, David Serrano, también ha hecho mucho hincapié en esto. Lo bonito de esta historia es que tiene muchos colores.

Afrontas un papel por el que Cynthia Nixon, la protagonista del montaje original, ganó un premio Tony. Para mí es un reto y defenderlo en el escenario es un desafío. Esta mujer que pierde a su hijo pasa por muchos estados. La historia arranca seis meses después del fallecimiento y vemos todo el arco en el que ella va superando su duelo partiendo de un estado bastante arisco y molesto con el mundo y como poco a poco se va levantando de ese golpe tan duro. Es muy bonito.

¿Qué tal os habéis compaginado los miembros del reparto durante los ensayos? Fenomenal. Hemos empatizado y enganchado muy bien desde el principio. A todos nos conmovía y entendíamos muy bien la historia. Ha sido un proceso de ensayo largo en el tiempo pero lo hemos ido dosificando un poco cada día para no sobrecargarnos en este duelo. El director nos ha guiado y los actores que intervinimos hablamos el mismo idioma.

Con David Serrano ya habías trabajado en el cine. Es un tipo que ama y quiere muchísimo a los actores. Hace todo porque estemos cómodos, pero no en plan apachingados. Él prioriza mucho la autenticidad, que seamos verdaderos. Así que si tiene que sacrificar algo del texto o de la puesta en escena o cualquier otra cosa en beneficio del actor no duda en hacerlo, y eso es un lujo.

La escenografía y vestuario son de la prolífica Elisa Sanz. Elisa es una maga. Todo nos acompaña y todo cuenta. Es una escenografía de dos plantas y está muy presente el dormitorio del niño que no está, porque lo ves todo el rato. El vestuario también es muy elegante.

Comentas que los personajes son muy reconocibles, ¿se traslada eso del montaje original a la adaptación española? Yo creo que sí. Es por eso que la gente se emociona y lo entiende. Es muy reconocible y no es necesario pasar por un trance tan terrible como la muerte de un hijo. Esta función también habla del duelo, de la separación, de los cambios…Puede ser extrapolable a la pérdida de una pareja, de un padre, de un amigo…y no necesariamente porque se mueran, sino porque te separas de ellos y tu vida cambia. El autor lo cuenta muy bien desde un punto de vista muy cotidiano en el que parece que no pasa nada, pero pasan muchas cosas. Texto de Roberto González. Fotografía de Javier Naval.

¡Si quieres leer lo que Malena Alterio piensa sobre Nuria, su personaje en ‘Verguenza’ y sobre otros de sus proyectos pincha aquí y ve a NUESTRA ENTREVISTA DE PORTADA!

Deja un comentario