My Twitter Feed

October 20, 2018

NOTICIAS FLASH:

Moda. Haz hueco en tu armario. -

martes, octubre 2, 2018

Los Art Dolls, según SANDRA ARTEAGA. -

martes, octubre 2, 2018

Carlos Vermut. Karaoke emocional. -

lunes, octubre 1, 2018

Twinterview a Bamf! -

lunes, octubre 1, 2018

Raúl de la Fuente. No es oficio para cínicos. -

lunes, octubre 1, 2018

El árbol de la sangre. El esperado regreso de Julio Medem. -

lunes, octubre 1, 2018

Koldo Almandoz. Oreina, una película actual. -

lunes, octubre 1, 2018

Lola Dueñas. Lo difícil no es querer, sino querer bien. -

lunes, octubre 1, 2018

Desenterrando Sad Hill. Cementerio de cine. -

lunes, octubre 1, 2018

Fele Martínez. El humor es fundamental. -

lunes, octubre 1, 2018

Moby Dick. ¡Por allí resopla! -

lunes, octubre 1, 2018

Julia de Castro. Revisando los clásicos. -

lunes, octubre 1, 2018

Poderío Vital. La música sale de paseo. -

lunes, octubre 1, 2018

Koma. El regreso de la fiera. -

lunes, octubre 1, 2018

Supersuckers. ¡Chupaos esa! -

lunes, octubre 1, 2018

Elefantes. El aprendizaje hecho canción. -

lunes, octubre 1, 2018

Dr. Feelgood. El legado de Wilko Johnson. -

lunes, octubre 1, 2018

Zátopek. Recordando a la locomotora humana. -

lunes, octubre 1, 2018

Urdaibai Bird Center. Volando voy, volando vengo. -

lunes, octubre 1, 2018

Tecnología. -

lunes, octubre 1, 2018

VI Jornadas de teatro breve-Pabellón 6. Píldoras de dramaturgia.

Cartel oficial Teatro Breve P6 - 2018

 

Del 16 de marzo al 15 de abril vuelve este certamen que programa obras de una duración de entre 12 y 15 minutos en locales no convencionales que favorecen el teatro de proximidad. Ramón Barea nos explica más detalles sobre esta edición.

¿Puedes adelantar algo sobre esta VI edición de Teatro Breve? Lo primero es que ha aumentado el número de propuestas, casi se han duplicado y están cerca del centenar. Y otra curiosidad de esta edición es que han empezado a llegar al poco tiempo de la convocatoria, lo que quiere decir que las Jornadas de Teatro Breve ya están siendo esperadas. Otra novedad es que además de los premios ÁLEX ANGULO al mejor montaje dotado con 3.000 euros por el Ayuntamiento de Bilbao, KRISELU dotado por la Diputación de Bizkaia al mejor montaje en euskera y otros premios, este año la AISGE contribuye a una ayuda para los textos seleccionados en las Jornadas como ayuda a la creación. En fin, que las jornadas crecen cada edición. No ponemos ningún motivo argumental común para todos en las bases del certamen, por ello las propuestas son muy diversas, algunas referidas a temas muy actuales, muy de ahora mismo y otras más intemporales.

Uno de los objetivos de estas jornadas es fomentar la originalidad y la experimentación. En ese sentido se presentan algunos artistas consagrados con piezas novedosas pero, ¿habéis visto crecer a nuevos dramaturgos en estas diversas ediciones? Sí, la mayoría son nuevos dramaturgos, por ejemplo: actores y actrices que escriben, o directores/ras que también escriben, gente que sale de escuelas de teatro, también dramaturgos profesionales que escriben un texto para determinados actores. Hay que recordar que en el proyecto se pide además del texto original un equipo artístico que lo pone en pie y normalmente se producen trasiegos y mestizajes, es decir, se junta gente que normalmente no trabaja junta o miembros aislados de un equipo habitual que quieren hacer algo juntos, jugar, experimentar…

¿Qué destacarías sobre las satisfacciones que os ha dado este certamen a lo largo de estos años y sobre la recepción del público? Mira, lo primero es que la presencia de público ha sido creciente de edición en edición. Esa es la principal satisfacción, pero también que nuevos dramaturgos que se presentaron con piezas breves, han pasado a escribir teatro de duración normal y que, por ejemplo en el caso de David Caiña, que ganó en varias ocasiones premios de este certamen, entre ellos el Álex Angulo, va a ver, esta temporada que viene, su obra de teatro representada como producción propia de Pabellón 6.

¿Son necesarios este tipo de acciones para dinamizar la escena teatral y dar espacio a los nuevos creadores? El teatro breve tiene algo que atrae a nuevos espectadores no habituales de teatro: su duración y la posibilidad de cambiar de espacio para cada pieza, de ver muy de cerca a los intérpretes, de tomarse una caña entre pieza y pieza, de poder hablar con los actores después en el ambigú de pabellón 6. De votar lo que les gusta y premiarlo. La práctica ha demostrado que es un banco de pruebas para nuevos creadores. Es decir, que nos sirve tanto para la seducción de nuevos públicos como para consolidar y lanzar nuevas propuestas, nuevos equipos de trabajo, y nuevos experimentos en esta “distancia corta” que es el teatro breve realizado en espacios no convencionales. Texto de Roberto González.

 

Deja un comentario