My Twitter Feed

October 20, 2018

NOTICIAS FLASH:

Moda. Haz hueco en tu armario. -

martes, octubre 2, 2018

Los Art Dolls, según SANDRA ARTEAGA. -

martes, octubre 2, 2018

Carlos Vermut. Karaoke emocional. -

lunes, octubre 1, 2018

Twinterview a Bamf! -

lunes, octubre 1, 2018

Raúl de la Fuente. No es oficio para cínicos. -

lunes, octubre 1, 2018

El árbol de la sangre. El esperado regreso de Julio Medem. -

lunes, octubre 1, 2018

Koldo Almandoz. Oreina, una película actual. -

lunes, octubre 1, 2018

Lola Dueñas. Lo difícil no es querer, sino querer bien. -

lunes, octubre 1, 2018

Desenterrando Sad Hill. Cementerio de cine. -

lunes, octubre 1, 2018

Fele Martínez. El humor es fundamental. -

lunes, octubre 1, 2018

Moby Dick. ¡Por allí resopla! -

lunes, octubre 1, 2018

Julia de Castro. Revisando los clásicos. -

lunes, octubre 1, 2018

Poderío Vital. La música sale de paseo. -

lunes, octubre 1, 2018

Koma. El regreso de la fiera. -

lunes, octubre 1, 2018

Supersuckers. ¡Chupaos esa! -

lunes, octubre 1, 2018

Elefantes. El aprendizaje hecho canción. -

lunes, octubre 1, 2018

Dr. Feelgood. El legado de Wilko Johnson. -

lunes, octubre 1, 2018

Zátopek. Recordando a la locomotora humana. -

lunes, octubre 1, 2018

Urdaibai Bird Center. Volando voy, volando vengo. -

lunes, octubre 1, 2018

Tecnología. -

lunes, octubre 1, 2018

Mäbu. Pop onírico sin artificios.

Mabu

María Blanco, Txarlie Solano y César Uña forman Mäbu, un conjunto con orígenes bilbaínos que lleva en activo desde 2008. El año pasado sacaron disco, Buenaventura, y ahora llegan al Actual con su directo intimista y evocador. Hablamos con la cantante.

La música de Mäbu es más bien tranquila y evocadora, ¿cómo afrontáis los festivales? ¿Buscáis que la gente baile? No somos un grupo muy de festivales, al menos de lo que suelen ser los festivales habituales: tocar en un escenario grande, con luces, artificios…y que la gente esté ahí para pasárselo bien de fiesta. La música de Mäbu es más bien íntima y los festivales a los que vamos suelen estar un poco más dedicados a la cultura en general, no sólo a la música sino también a la gastronomía, la literatura… Nuestro ambiente es más bien de sala. En Actual estamos dentro de la programación de un restaurante que se llama Wine Fandango, para promocionar un poco la gastronomía de La Rioja, así que es un ambiente más íntimo. Es la primera vez que vamos a este festival pero nos hacía mucha ilusión.

No os gustan mucho las etiquetas de indie, pop… ¿la etiqueta de cantautora te gusta más? La etiqueta te la puede poner mejor el público que es el que escucha y tiene unas referencias. Las referencias que nosotros tenemos vienen mucho de los cantautores americanos…no es canción protesta sino más bien el típico pop de autor “Feist, Aimee Mann”). El sonido no es tan de cantautor sino más bien de banda indie. En Mäbu se mezclan dos cosas: las canciones tratadas desde la toma de contacto con tu guitarra y luego la banda da forma y sonido a los temas tirando hacia el indie-pop, por distinguirlo un poco del mainstream, porque no somos un grupo que suene en radiofórmulas. Nos sentimos cómodos con la etiqueta de Dream Pop o Pop Onírico, porque a la hora de envolver nuestras canciones utilizamos ese halo de ensueño con reverbs y muchos ambientes espaciales.

Aparte de la voz en vuestras canciones tienen mucha importancia las letras, ¿de dónde te viene la inspiración? Porque son temas sugerentes, poéticos… No hay ninguna pretensión ni ningún mensaje. Creo que el mensaje de Mäbu está más bien en la música. Me considero más una autora de música que de letras. Aunque evidentemente una canción para que la gente la pueda cantar tiene que tener un mínimo mensaje que sea levemente atractivo.

Hay bastantes referencias a la mar…¿tienes querencia por la costa? Sí, es un poco como nuestra música. Es como meterte en un mundo submarino en el que todo va un poco más lento y sí, me resulta muy evocador para hacer canciones. Nunca me lo habían preguntado pero es cierto.

¿Hay alguna canción que os pidan en todos los conciertos? Suele ser muy pedida la canción ‘Con mi voz’ que hicimos para el primer disco que es un poco más lúdica, un poco más terrenal y no tiene mucho que ver con las cosas que estamos haciendo ahora…Se puede decir que es el gran éxito de Mäbu si es que hemos tenido alguno. Esa y ‘Quédate a dormir’ del segundo disco.

“Buenaventura”, tiene un estilo más uniforme que el de vuestros otros discos, ¿es lo que buscabais? Sí, era un poco lo que pretendíamos. En el primero queríamos tocar todos los palos desde una perspectiva más acústica. Con el segundo queríamos romper un poco más. Con el tercero nos dimos cuenta de que había que plantearse las cosas y no ir tan de punta a punta. “Buenaventura” nos ha posicionado mejor en el panorama musical nacional. Hemos hecho muchos conciertos y nos llaman de muchos festivales.

¿Cómo surgieron las colaboraciones de este disco? Ya habíamos colaborado en discos o conciertos tanto de Vega como de Rayden. No es que surgieran, es que nos lo pedía el cuerpo. La canción de “Cara Triste” pedía que cantara en ella Vega. Y en cuanto a Rayden, tenemos una relación muy estrecha y queríamos devolverle lo que nos dio cuando colaboramos en su anteúltimo disco. No fueron colaboraciones nada forzadas.

Mäbu2“Nos sentimos cómodos con la etiqueta de Dream Pop porque a la hora de envolver nuestras canciones utilizamos ese halo de ensueño con reverbs y muchos ambientes espaciales”.

¿Qué recuerdas de vuestros primeros conciertos por locales de Bilbao? Recuerdo el Cotton Club lleno de amigas, familia…Una vez estuvimos en unas ponencias para el ayuntamiento de Getxo que estaban promoviendo cómo se autogestionaban los músicos y contando experiencias. Una de las ponencias en las que le tocaba participar a Txarlie era sobre cómo atraías a gente a los conciertos y cómo te ibas haciendo un nombre y básicamente se trata de coger una fecha en una sala de conciertos, creer en lo que estás haciendo y llamar a todos tus amigos. No esperes que vaya a ir nadie que no conozcas. Al final tus amigos traen a otros amigos y esos a otros y al final sacas un disco en internet y ves que a tus conciertos empieza a ir gente extraña. Yo siempre recordaré la sensación de empezar a ver gente que no conocía de nada y es como si tuviera que hacer un doble esfuerzo por no defraudarles. Ya no eran tus primas que te iban a ver sino alguien con su propio criterio.

¿Qué importancia ha tenido internet en el crecimiento del grupo? Fue una herramienta básica en nuestra promoción porque cuando nosotros empezamos estaba desapareciendo myspace. Después nos hicimos un facebook y empezamos a divulgar nuestros vídeos. A nosotros nos ayudó bastante la promoción ‘tradicional’ aunque también tiene que ver con lo digital. Nos ayudó mucho una cuña publicitaria que se puso en los comienzos de spotify. Eso hizo que se conociera mucho nuestro primer disco, “Hallo”.

¿Habéis salido mucho fuera de España? Estuvimos en Venezuela con el Instituto Cervantes. A través de la embajada fuimos a un festival que promovía a bandas encabezadas por artistas femeninas. Después ya no volvimos allí pero sí hemos estado varias veces en México que nos ha adoptado como parte de su panorama musical.

Tu tío es el director Pablo Berger y te desenvuelves con cierta teatralidad sobre el escenario, ¿te interesa el mundo de la interpretación? Más que interesarme me atrae, me divierte y pruebo. Ejerzo ya de actriz cuando afronto un concierto. Ser la cabeza visible de la banda a veces es complicado si no tienes los ánimos suficientes pero tienes que hacer esa labor un poco como la de un presentador de televisión, es la dinámica del bolo.

¿Qué verá la gente que vaya al concierto de Actual? Van a ver un formato acústico con Txarlie y conmigo. Verán un concierto íntimo con canciones de toda nuestra carrera y creo que va a ser muy bonito.

¿Qué proyectos tenéis? El año que viene cumpliremos diez años y sacaremos un nuevo disco en enero que será un recopilatorio en directo con todas las colaboraciones que hemos hecho a lo largo de toda nuestra carrera. Texto de Roberto González.

Deja un comentario