My Twitter Feed

October 22, 2017

NOTICIAS FLASH:

Fernando Franco. Las pruebas de la vida. -

sábado, septiembre 30, 2017

El secreto de Marrowbone. Romanticismo fantasmal. -

sábado, septiembre 30, 2017

13 preguntas a JAY ASHER, autor de Por trece razones. -

sábado, septiembre 30, 2017

Fe de etarras. Política cotidiana. -

sábado, septiembre 30, 2017

Jorge Drexler. Reto Superado. -

sábado, septiembre 30, 2017

Twinterview a Manuel Bartual. -

sábado, septiembre 30, 2017

Mikel Erentxun. Recuperando su voz. -

sábado, septiembre 30, 2017

Peter Bagge. El cronista rebelde. -

sábado, septiembre 30, 2017

DeWolff. Embajadores del pasado. -

sábado, septiembre 30, 2017

Klari Moreno. Cómics líricos y consejos musicales. -

sábado, septiembre 30, 2017

Tierra Baja. Las cuatro caras de Lluís Homar. -

sábado, septiembre 30, 2017

Toc Toc. ¿Qué me pasa, doctor? -

sábado, septiembre 30, 2017

Calixto Bieito. Nuestro Obaba particular. -

sábado, septiembre 30, 2017

Aparece un corazón en un descampado. Pasiones que matan. -

sábado, septiembre 30, 2017

Ez dok hiru. Euskal musikaren benetako istorioa. -

sábado, septiembre 30, 2017

Sueños eléctricos. La cultura rock en el cine. -

sábado, septiembre 30, 2017

Alejandro León Cannock. El devenir de la imagen en el mundo. -

sábado, septiembre 30, 2017

Tecnología. -

sábado, septiembre 30, 2017

Diez claves de éxito para esta temporada. -

sábado, septiembre 30, 2017

Diccionario de la moda (1) -

miércoles, agosto 2, 2017

Kokoshca. Porropopopop.

kokoshca

“Porropopopop”, así es como define Alejandro López, batería de Kokoshca, el estilo que cultiva el grupo pamplonica. Con humor, y lejos de encasillarse en un modus operandi, la banda cultiva el pop, el rock, con unas gotas de punk desde la vieja Iruña. Un pop que proyectarán durante el próximo mes sobre el escenario del festival MUWI de Logroño (del 24 al 27 de agosto) y del Kutxa Kultur de Donostia (15 y 16 de septiembre).

“Somos multidisciplinares y transversales, realizamos todos labores de gestión, comunicación, producción, conducción, composición, y descomposición”, así es Kokoshca para quien no les conozca. Comenzaron en el mundo de la música hace una década. Amaia e Iñaki, Iñaki y Amaya. Se juntaron y comenzaron a hacer canciones. hasta que un día cayeron en la cuenta de que habían formado un grupo.

Parece simple, pero no lo es tanto. Así lo han podido comprobar poco a poco con el tiempo. “Te enfrentas a la creación musical con la misma intensidad, seriedad e imprudencia que siempre, sin embargo vas cuidando pequeños detalles que hacen que el producto final sea más”, explica Alejandro. ¿Por qué afrontan así este proceso? El batería de Kokoshca es tajante: “Jamás sentimos que esto fuera un hobby por eso hemos intentado potenciar el aspecto más profesional de nuestro trabajo”.

Sobre las canciones y el arte de escribirlas, crearlas y mimarlas, además, va más allá. “Las canciones surgen de una idea a veces rumiada a veces espontánea, y, como un escultor, vas puliendo el bruto hasta que queda la parte final, vaya como me imagino que hace la mayoría”, describe el batería. Así es como Kokoshca ve el proceso productivo de su música.

Por esta razón, le surgen dudas sobre cuál es el verdadero hábitat de la banda. “La verdad es que nunca sabemos si decantarnos por estudio o escenario, aunque por lo de la canción de A Tribe Called Quest (se refiere a la canción del grupo de rap estadounidense Scenario), nos quedamos con el escenario”. Un escenario que pisarán el próximo sábado 16 de septiembre en San Sebastián y en el que el público tendrá la oportunidad de comprobarlo.

De hecho, sobre sus directos dicen de ellos que “son celebraciones que tienen tanto de paganas como de religiosas, tanto de abisales como de celestiales, tanto de macarras como de eruditas”. En Kutxa Kultur, un festival que conocen a la perfección, estarán como en casa. San Sebastián es su ciudad de adopción. También en la segunda edición del MUWI Rioja Fest, uno de los recién llegados al calendario de festivales veraniegos. En cualquier caso, Alejandro lo tiene claro: “Nuestra casa está en todos los corazones de cada oyente, así que tenemos muchas casas y mucha responsabilidad, siempre”.

Respecto a esos oyentes, los que han estado siempre y los nuevos, y a las expectativas que levantan sus próximos conciertos, Alejandro, y toda la formación, está “con ganas de que nos conozcan y de conocer”. Texto de Adrián Blanco.

Deja un comentario