My Twitter Feed

December 18, 2017

NOTICIAS FLASH:

Día del jersey navideño. Por una buena causa. -

domingo, diciembre 3, 2017

The Excitements. Soul que rompe reglas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Twinterview a Iñaki López. -

sábado, diciembre 2, 2017

Cápsula. El idioma universal del Rock ‘N’ Roll. -

sábado, diciembre 2, 2017

Moses Rubin. Música de autor sin etiquetas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Vintage Trouble. El alma primitiva de la música soul. -

sábado, diciembre 2, 2017

Mäbu. Pop onírico sin artificios. -

viernes, diciembre 1, 2017

Café Quijano. Robarle tiempo al tiempo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Coco. ¡Que viva México! -

viernes, diciembre 1, 2017

Gustavo Salmerón. Todo sobre mi madre . -

viernes, diciembre 1, 2017

Fusión Asia-Mediterránea, según QUAN ZHOU WU. -

viernes, diciembre 1, 2017

Joglars: Zenit. Medios de desinformación. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oliver Twist, el musical. Un Dickens muy vasco. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oleanna. Lucha de poder en el aula. -

viernes, diciembre 1, 2017

Helena Lanza. Incomunicación tragicómica. -

viernes, diciembre 1, 2017

Con los codos pegados al torso. Trocitos de vida de Mauro Entrialgo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Mazoka. Algo más que una feria del dibujo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Comida para perro. Una infancia marcada. -

viernes, diciembre 1, 2017

Buena suerte, Belafonte. Humor “noir”. -

viernes, diciembre 1, 2017

Arden las redes. Tiempos de poscensura. -

viernes, diciembre 1, 2017

Paco Mir. Larga (y muda) despedida.

Tricicle

Los populares Tricicle se embarcan en la larga gira de Hits, el que seguramente será su último espectáculo, una recopilación de sus grandes éxitos en la que el público de cada ciudad manda sobre lo que verá en el escenario. Hablamos con Paco Mir de este final y del comienzo de nuevas andaduras.

¿Cómo os sentís al despedir a Tricicle?

No tenemos la sensación de despedirnos porque es una despedida de cuatro años. Lo que tenemos sensación sobre todo es de cambio de ciclo. Cuando acabemos esta gira ya habremos cumplido cuarenta años y será momento de pensar qué hacemos, si nos dedicamos a la producción y la dirección de espectáculos que son unas tareas que requieren mucho tiempo pero que hemos ido haciendo siempre un poco a salto de mata y con poca tranquilidad y esas cosas merece la pena disfrutarlas.

La gente puede elegir sus sketches favoritos a través de vuestra página web y las redes sociales. Explica el funcionamiento a los lectores.

La gran tarea era escoger lo mejor de lo mejor entre las catorce o quince horas que tenemos. Intentamos elegir los números más potentes que son aquellos en los que estamos los tres sobre el escenario. Aún así nos costaba mucho concentrar tantas horas en un espectáculo de hora y media por lo que hemos dejado el marrón al público.Lo que sí hicimos fue seleccionar cuarenta sketches. Hicimos algo parecido cuando cumplimos veinte años aunque entonces eran veinte sketches. El público decide a la hora de votar, que siempre suele ser más o menos lo mismo. Suele haber muy poquita variación en los gustos del público.

¿Lo que escogen los espectadores suele coincidir con vuestros números favoritos o no suele ser así?

No todo el mundo ha visto nuestros ocho espectáculos. Muchas veces la gente se guía por cosas muy míticas que ha visto en youtube como el “Soy un truhán” o el tenis de “Slapstick”, cosas que ya han salido muchas veces, pero no lo ha visto todo. Votan de oídas como en todas partes, como en los Goya. No siempre lo que más le gusta al público es lo que más nos gusta a nosotros. Además lo que se ha visto mucho a veces es lo que más cansados estamos de hacer, pero lo hacemos igualmente, eso sí resumido o lo apuntamos en un vídeo como el sketch del tenis que consideramos que estuvo bien las primeras veces pero ya ha perdido la novedad.

Siempre os habéis caracterizado por la velocidad en vuestras actuaciones. En este caso en el que tenéis que concentrar toda vuestra carrera en poco tiempo ¿es aún más trepidante?

Ha sido una constante que cada vez hemos ido a hacer los espectáculos a ritmo rápido. A partir de “Slapstick”, que entrábamos en la treintena, pensamos en hacer cosas más tranquilas pero nunca lo hemos conseguido. Siempre los espectáculos se han vuelto más rápidos y más vertiginosos hasta el punto de que cuando hacemos sketches antiguos nos resultan incluso lentos hoy en día. Por si esto fuera poco hemos comprimido viejos sketches quitándoles todo lo superficial. Vamos directos al gag tras gag.

En alguna entrevista comentáis que habéis creado escuela, pero poca. ¿Puedes nombrar alguna compañía que haya recogido el testigo de Tricicle?

Yllana, Spasmo y poca cosa más. Yllana empezó muy Tricicle aunque luego han cogido una línea más canalla, de humor menos blanco, pero es en lo que ellos se encuentran cómodos y felices.

¿Qué tienes pensado para el futuro? Por la diversidad de las tareas que has realizado a lo largo de tu carrera,¿dirías que tu vocación es el teatro o el humor?

Nunca he dejado de hacer cosas. Mi primer trabajo fue como dibujante de humor, que es algo que me gusta porque son como pequeñas obras de teatro en una viñeta o en una página y también me entusiasma porque es un reto diario. Esto me llevo a hacer teatro, cine, televisión…y estoy cómodo en todas partes, siempre dentro del humor. Cosas sin humor no he hecho nunca. No digo que no las vaya a hacer nunca pero a bote pronto lo que más me sale es hacer humor. Texto de Roberto González.

Deja un comentario