My Twitter Feed

December 18, 2017

NOTICIAS FLASH:

Día del jersey navideño. Por una buena causa. -

domingo, diciembre 3, 2017

The Excitements. Soul que rompe reglas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Twinterview a Iñaki López. -

sábado, diciembre 2, 2017

Cápsula. El idioma universal del Rock ‘N’ Roll. -

sábado, diciembre 2, 2017

Moses Rubin. Música de autor sin etiquetas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Vintage Trouble. El alma primitiva de la música soul. -

sábado, diciembre 2, 2017

Mäbu. Pop onírico sin artificios. -

viernes, diciembre 1, 2017

Café Quijano. Robarle tiempo al tiempo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Coco. ¡Que viva México! -

viernes, diciembre 1, 2017

Gustavo Salmerón. Todo sobre mi madre . -

viernes, diciembre 1, 2017

Fusión Asia-Mediterránea, según QUAN ZHOU WU. -

viernes, diciembre 1, 2017

Joglars: Zenit. Medios de desinformación. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oliver Twist, el musical. Un Dickens muy vasco. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oleanna. Lucha de poder en el aula. -

viernes, diciembre 1, 2017

Helena Lanza. Incomunicación tragicómica. -

viernes, diciembre 1, 2017

Con los codos pegados al torso. Trocitos de vida de Mauro Entrialgo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Mazoka. Algo más que una feria del dibujo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Comida para perro. Una infancia marcada. -

viernes, diciembre 1, 2017

Buena suerte, Belafonte. Humor “noir”. -

viernes, diciembre 1, 2017

Arden las redes. Tiempos de poscensura. -

viernes, diciembre 1, 2017

Juan Carlos Medina. El Golem y el music hall.

Limehouse

Juan Carlos Medina (Insensibles) regresa al cine de género adaptando Dan Leno and The Limehouse Golem, un bestseller de Peter Ackroyd, un relato gótico protagonizado por Bill Nighy (Love Actually, Piratas del Caribe) y por jóvenes actrices como Olivia Cooke o María Valverde que pudimos ver en la última edición del festival de Sitges.

He leído que este proyecto llevaba unos quince años dando vueltas, ¿cómo llegó a ti? Mi agente americano sabia que era un fan de Peter Ackroyd, y me envió el guión de Jane Goldman, que aunque estaba en fase temprana era ya extraordinario, y cuando vi que lo producía Stephen Woolley, uno de los productores mas míticos del cine inglés, me lancé a la aventura.

¿Qué parte de los acontecimientos narrados en la película -y el libro en que se basa- tienen una base real? La historia del “Golem” es ficción, pero la película está ambientada en un Londres de 1880 que intentamos hacer lo mas real posible, dentro de una visión cercana a la representación de Londres en la pintura y la literatura, o sea una versión mas expresionista. Dan Leno fue un personaje real y sus canciones en la película son auténticas, aunque las recreamos a partir de viejos textos y partituras.

¿Fue complicado realizar una película de época? Una película de época ambientada en el campo es mas fácil, pero recrear un Londres victoriano del que ya no existe nada es un reto enorme. Quedan los grandes monumentos, pero los barrios bajos como Limehouse ya no existen.

Inicialmente la película iba a estar protagonizada por Alan Rickman. ¿Cómo decidisteis escoger a Bill Nighy tras el fallecimiento de aquel? ¿Es Nighy un hombre serio o bromista? Cuando Alan abandonó la película a causa de su salud faltaban tres semanas para iniciar el rodaje. Stephen Woolley estaba produciendo otra película al mismo tiempo con Bill, y le pasó el guión. Yo estaba deprimidísimo. Sin embargo cuando Bill entró en el bar de aquel hotel en Covent Garden, con esa clase tan alucinante, la verdad es que quedé deslumbrado. Pasamos dos horas hablando y nos caímos súper bien. Bill dijo: “Let’s do it”. Es un tipo encantador que trae un ambiente maravilloso al set.

Aunque la historia se desarrolla en el Londres victoriano tiene una visión progresista del papel de las mujeres o la homosexualidad. Situar una historia en el Londres victoriano, una sociedad absolutamente patriarcal donde la respetabilidad lo es todo, y existe una obsesión por la pureza e inocencia de las mujeres es una manera de enfocar una luz aún mas cruda sobre la realidad de esta opresión aún hoy día. ¿Hemos avanzado mucho? ¡No tanto como nos gusta creer!

De hecho la película tiene tanto de estudio de personajes como de misterio o terror. Sí, ese era el objetivo: hacer una película que jugara con las expectativas del publico, con varios niveles de lectura.

El filme refleja el mundo del music hall y las pantomimas en la época victoriana ¿fue necesaria mucha documentación? Si, tuvimos que recrear las canciones de Dan Leno. La colaboración con mi músico, Johan Soderqvist fue esencial.

La guionista Jane Goldman tiene una carrera destacada en películas comerciales de calidad, ¿en qué medida su libreto adapta o cambia el libro original? El libro es un diario. Jane potenció la trama policial y los personajes de Kildare / Flood, y le dio forma de largometraje a un libro que parece más bien una crónica. Texto de Roberto González. Fotografía de Nick Wall.

Deja un comentario