My Twitter Feed

December 18, 2017

NOTICIAS FLASH:

Día del jersey navideño. Por una buena causa. -

domingo, diciembre 3, 2017

The Excitements. Soul que rompe reglas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Twinterview a Iñaki López. -

sábado, diciembre 2, 2017

Cápsula. El idioma universal del Rock ‘N’ Roll. -

sábado, diciembre 2, 2017

Moses Rubin. Música de autor sin etiquetas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Vintage Trouble. El alma primitiva de la música soul. -

sábado, diciembre 2, 2017

Mäbu. Pop onírico sin artificios. -

viernes, diciembre 1, 2017

Café Quijano. Robarle tiempo al tiempo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Coco. ¡Que viva México! -

viernes, diciembre 1, 2017

Gustavo Salmerón. Todo sobre mi madre . -

viernes, diciembre 1, 2017

Fusión Asia-Mediterránea, según QUAN ZHOU WU. -

viernes, diciembre 1, 2017

Joglars: Zenit. Medios de desinformación. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oliver Twist, el musical. Un Dickens muy vasco. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oleanna. Lucha de poder en el aula. -

viernes, diciembre 1, 2017

Helena Lanza. Incomunicación tragicómica. -

viernes, diciembre 1, 2017

Con los codos pegados al torso. Trocitos de vida de Mauro Entrialgo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Mazoka. Algo más que una feria del dibujo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Comida para perro. Una infancia marcada. -

viernes, diciembre 1, 2017

Buena suerte, Belafonte. Humor “noir”. -

viernes, diciembre 1, 2017

Arden las redes. Tiempos de poscensura. -

viernes, diciembre 1, 2017

Víctor Massán. El psicoanálisis según Zweig.

VictorMassan

El actor de teatro y televisión interpreta al narrador en 24 horas en la vida de una mujer, obra producida y protagonizada por Silvia Marsó basada en el clásico del autor austríaco Stefan Zweig.

La obra está escrita originalmente por Stefan Zweig, un autor muy personal e interesante, ¿cuál dirías que es el trasfondo de la historia? Por una parte se desarrolla en la época victoriana en la que tienen mucha importancia la moralidad y las formas, también el tener una doble vida. Las personas no se escuchan por dentro, eso es algo que no existía hasta que llegó Freud. Llevarlo al día de hoy tiene bastante sentido porque en esta obra habla mucho de la adicción, de la culpa y de la pasión, de dejarse llevar por los instintos o por la razón.

Interpretas al narrador. ¿Cómo es este personaje? La figura del hombre, que es como se llama el personaje, es el narrador pero vendría a ser como Stefan Zweig, el escritor. La historia cuenta la experiencia de una mujer que hace veinte años tuvo un affair que duró veinticuatro horas con un joven y eso le pesa en su moral. Como si fuera una terapia se encuentra con un hombre que en una conversación es el único que no juzga y que habla incluso de compasión, que es algo nuevo para ella. Así que decide poder explicar la historia para liberarse de ese pasado. Es un poco la base de la psicoterapia.

¿Cuál es el papel de la música en la obra? Primordial. Es un musical cien por cien. Tiene unos toques muy brechtianos, no es un musical de Sondheim o de Andrew Lloyd Webber. Tiene un elemento también como de cabaret. La música lleva el tempo de las emociones. Es un sesenta y cinco por ciento cantada. Incluso los textos se dicen sobre música.

¿Cómo será la escenografía? Es una escenografía muy contemporánea. Habrá proyecciones, la iluminación es de Juanjo Llorens y el director es Ignacio García que ha dirigido sobre todo ópera y le da a todo un toque muy conceptual.

Silvia Marsó es la productora, además de la protagonista. Es la primera vez que hace producción y tiene que estar a muchos flancos. Pero va a estar maravillosa y creo que es una obra hecha para ella.

¿Cómo se representa a la mujer en esta obra? Ella es una mujer de unos cincuenta años a la que se le acaba la juventud y no sabe cómo exprimirla. Se encuentra con un joven pero al mismo tiempo que se deja llevar por ese instinto siente la culpa por lo que la sociedad nos dice. A pesar de que parece que las cosas han cambiado mucho si vemos lo que ocurre ahora por ejemplo en las redes sociales nos damos cuenta de que tampoco hemos avanzado mucho.

Has trabajado en algunas series de televisión pero, ¿prefieres el teatro? El teatro es muy bonito porque existe el proceso de creación que en televisión es muy difícil. A mí lo que me gusta es poder currar y poder vivir de la profesión con gente que desarrolle su trabajo desde la verdad y con el menor ego posible. Texto de Roberto González. Fotografía de Eduardo Marco.

 

Deja un comentario