My Twitter Feed

August 18, 2017

NOTICIAS FLASH:

Diccionario de la moda (1) -

Miércoles, Agosto 2, 2017

Dirty Dancing. Ese movimiento sexy. -

Martes, Agosto 1, 2017

Priscilla, el musical. El autobús con mejor mensaje. -

Martes, Agosto 1, 2017

Kokoshca. Porropopopop. -

Martes, Agosto 1, 2017

Paco Mir. Larga (y muda) despedida. -

Martes, Agosto 1, 2017

Pablo Berger. El cine como hipnotismo. -

Martes, Agosto 1, 2017

Paco Plaza. Terrores cotidianos. -

Martes, Agosto 1, 2017

Amatria. Sólo pide diversión. -

Martes, Agosto 1, 2017

Pional. Entonando la noche. -

Martes, Agosto 1, 2017

The Whip. Dance-rock para detonar la fiesta. -

Martes, Agosto 1, 2017

Wonder Woman, según Elisa McCausland -

Martes, Agosto 1, 2017

Twinterview con Lander Otaola. -

Martes, Agosto 1, 2017

Tadeo Jones 2. La aventura continúa. -

Martes, Agosto 1, 2017

Juan Carlos Medina. El Golem y el music hall. -

Martes, Agosto 1, 2017

Pablo Carbonell. La vida es un espectáculo. -

Martes, Agosto 1, 2017

Carlos Sobera. Teatro mediático. -

Martes, Agosto 1, 2017

Víctor Massán. El psicoanálisis según Zweig. -

Martes, Agosto 1, 2017

IX Festival Cine Express de Portugalete. Cosas de familia. -

Martes, Agosto 1, 2017

Allegro Ma Non Troppo. Nueva terminal de cruceros de Getxo. -

Martes, Agosto 1, 2017

Tecnología -

Martes, Agosto 1, 2017

Joanne Shaw Taylor. Voz, feeling y solos de guitarra.

JoanneShawTaylor

La cantante y guitarrista inglesa, que ha ganado adeptos gracias a su técnica y su poderosa voz, está de gira con su último disco, Wild, que la reafirma como una gran artista en la escena del blues/ rock. La veremos en la Sala Azkena de la mano de Mundaka Festival.

Comentas que estás especialmente orgullosa de tu último álbum, Wild, ¿qué destacarías de este trabajo? Estoy orgullosa de mis cinco álbumes de estudio, pero creo que este ha supuesto un paso hacia una dirección ligeramente distinta y definitivamente me he empujado a mí misma fuera de mi zona de confort a la hora de crearlo.

Hay mucha variedad en el ritmo y estilo de las canciones del disco. Incluso incluyes una versión de un clásico como Summertime. ¿Te gusta tocar este tipo de estándares de vez en cuando? Claro que sí. De este modo varío un poco y Summertime es una canción preciosa. Mi mayor preocupación fue tratar de darle mi propio toque.

¿Cuál es tu inspiración para las letras? ¿Tienen algún componente autobiográfico? Algunas de ellas tratan sobre experiencias propias y otras sobre situaciones que están atravesando amigos así que todas ellas son personales hasta un cierto punto.

El tipo de blues que tocas está en la línea clásica de artistas como Jimi Hendrix o Stevie Ray Vaughan, aunque también tienes algunas influencias del hard rock. ¿Eres fan de algún cantante de blues actual? ¿Crees que el género sigue siendo fiel a sus raíces? Por supuesto. Adoro a Eric Gales y a Joe Bonamassa. Por lo demás creo que realmente depende del intérprete y de sus influencias pero creo que hay todavía un montón de grandes cantantes y compositores apoyando a este género.

Empezaste a tocar la guitarra con trece años y a los dieciséis dejaste el colegio para perseguir tu carrera musical. ¿Tuviste alguna duda al comienzo? ¿Fueron difíciles los comienzos? No, simplemente lo amaba tanto y tenía tanta pasión por ello que fue fácil mantenerme enfocada en tocar y mejorar mis capacidades. También tuve mucha suerte de contar con unos padres muy comprensivos que me apoyaron en todo.

¿Cómo perfeccionaste tu técnica con la guitarra? ¿Fue complicado, divertido o ambas cosas a la vez? Stevie Ray Vaughan fue mi primera introducción a la guitarra de la música blues. Antes de eso estuve tocando guitarra clásica con el conjunto juvenil de Birmingham. Tras estudiar el estilo clásico el blues me mostró otro modo de tocar la guitarra que me entusiasmó porque me permitía y me animaba a emplear más personalidad y sentimiento que cuando te estás centrando en técnicas específicas.

¿Qué recuerdos tienes de tus anteriores conciertos en España? Sólo tuve una gira por España y fue muy breve. Recuerdo que el público se emocionaba mucho y era divertido tocar para él. Texto de Roberto González.

Deja un comentario