My Twitter Feed

December 18, 2017

NOTICIAS FLASH:

Día del jersey navideño. Por una buena causa. -

domingo, diciembre 3, 2017

The Excitements. Soul que rompe reglas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Twinterview a Iñaki López. -

sábado, diciembre 2, 2017

Cápsula. El idioma universal del Rock ‘N’ Roll. -

sábado, diciembre 2, 2017

Moses Rubin. Música de autor sin etiquetas. -

sábado, diciembre 2, 2017

Vintage Trouble. El alma primitiva de la música soul. -

sábado, diciembre 2, 2017

Mäbu. Pop onírico sin artificios. -

viernes, diciembre 1, 2017

Café Quijano. Robarle tiempo al tiempo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Coco. ¡Que viva México! -

viernes, diciembre 1, 2017

Gustavo Salmerón. Todo sobre mi madre . -

viernes, diciembre 1, 2017

Fusión Asia-Mediterránea, según QUAN ZHOU WU. -

viernes, diciembre 1, 2017

Joglars: Zenit. Medios de desinformación. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oliver Twist, el musical. Un Dickens muy vasco. -

viernes, diciembre 1, 2017

Oleanna. Lucha de poder en el aula. -

viernes, diciembre 1, 2017

Helena Lanza. Incomunicación tragicómica. -

viernes, diciembre 1, 2017

Con los codos pegados al torso. Trocitos de vida de Mauro Entrialgo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Mazoka. Algo más que una feria del dibujo. -

viernes, diciembre 1, 2017

Comida para perro. Una infancia marcada. -

viernes, diciembre 1, 2017

Buena suerte, Belafonte. Humor “noir”. -

viernes, diciembre 1, 2017

Arden las redes. Tiempos de poscensura. -

viernes, diciembre 1, 2017

Lola Herrera. La luchadora y su hijo.

LolaHerrera

La experimentada intérprete se pone en el papel de una mujer de 79 años que se defiende con cócteles molotov para impedir que su familia la lleve a una residencia en “La velocidad del otoño”. Magüi Mira dirige esta obra conmovedora y mordaz que adapta el original de Eric Coble.

Es una obra con humor pero trata un tema muy serio. Hay humor porque mi personaje es una mujer con bastante arrojo que no se deja manipular. Tiene toques cómicos por las situaciones, algo extremas. Hay un humor negro. Pero para el personaje se trata de un asunto muy serio e incluso doloroso.
Tu personaje se resiste a que la lleven a una residencia. Es un problema que ocurre con más frecuencia de la deseada. Hace tiempo las mujeres se quedaban en casa y cuidaban de todos los mayores y de sí mismas. Ahora normalmente las mujeres trabajan, no están en casa y tienen las posibilidades económicas para contratar a otras personas para que las cuiden. Ha cambiado mucho el concepto de familia y el cuidado de los mayores. Hay un celo de cuidar en exceso o de manipular los deseos de la persona de avanzada edad, que ya sabe lo quiere.
Es una artista y una luchadora ¿te sientes identificada con ella? Hombre, me siento identificadísima. Estoy totalmente de acuerdo con ella. Yo creo que haría lo mismo o algo parecido. Si tienes la cabeza en su sitio no debes dejarte manipular.
¿Cómo es la relación entre tu personaje y el de Juanjo Artero? La que se da en todas las familias. Juanjo interpreta a uno de sus tres hijos. Es una relación complicada llena de amor, de reproche, de dolor… pero con un fondo de respeto mutuo por la libertad individual de cada uno.
Vuelves a trabajar con la directora, Magüi Mira. Sí, trabajamos juntas en “En el estanque dorado”, con Héctor Alterio. Aquello fue un acierto y creo que este será otro.
También has trabajado antes con Juanjo Artero. Sí, con él hice “Seis clases de baile en seis semanas” y nos hemos vuelto a encontrar. Lo estamos pasando muy bien en los ensayos y suponemos que va a salir un buen producto porque somos un trío que nos entendemos muy bien: Juanjo, Magui y yo.
Hace poco recibiste el Max de Honor ¿te da alas y ganas de seguir trabajando? Claro. Se agradece muchísimo que nos reconozcan y nos estimulen.
Desde que empezaste hasta hoy, ¿crees que la televisión u otros medios han perdido el interés por el teatro? Hay muchos programas de cine pero de teatro hay muy poco. Siempre ha sido así. Al teatro no se le hace mucho caso en la mayoría de los medios. Hay mucha gente que no ha ido al teatro nunca. Demasiada. Deben pensar que es aburrido pero puede ser muy atractivo y muy interesante.
A lo largo de tu carrera has tenido grandes éxitos como “Cinco horas con Mario”, ¿hay algún proyecto que te hubiera gustado que funcionara mejor? Dentro de lo que he podido elegir estoy satisfecha y no recuerdo grandes reveses. En televisión hubo una serie que hice que me gustaba mucho y la maltrataron en la programación pero en general todo han sido pasos hacia delante. Texto de Roberto González.

Deja un comentario