My Twitter Feed

July 20, 2019

Marky Ramone. We’re a happy family.

MarkyRamone

El último de los Ramones llegará al Azkena Rock con su actual banda Marky Ramone’s Blitzkrieg. Aprovechamos la ocasión para rememorar con él sus experiencias junto a Johnny, Joey y Dee Dee relatadas en su biografía “Punk Rock Blitzkrieg: Mi vida en los Ramones”.
Empiezas la biografía con una anécdota sobre Dee Dee, tú y un vehículo incendiado. ¿Por qué decidiste que ese sería un buen comienzo? Dee Dee era mi mejor amigo dentro de la banda. Nos lo pasábamos muy bien juntos, así que quería empezar con una imagen que reflejara de qué trata el libro.
Fuiste el último en unirte al grupo reemplazando a Tommy Ramone. Eso te da la perspectiva de la persona extraña que se integra en la banda, casi al estilo de películas como “Uno de los nuestros”. Eres el único que puede contar la historia ahora, pero ¿crees que esa perspectiva ayuda a la narración? Sí. Yo estuve allí. Dimos más de mil setecientos bolos, sacamos álbumes de estudio, el paseo de la fama, los Grammy… Puedo contar cómo fueron las cosas. Otras personas relacionadas con la banda han publicado cosas pero no estaban en todas partes. No estaban en el estudio con nosotros, en los camerinos o en el escenario. Además tengo un montón de cintas de video de nuestros tours con las que puedo refrescar mi memoria. Así es como se gestó el dvd de Raw.
Hablas de algunos grupos en los que estuviste antes de los Ramones, como The Voidoids y Wayne County and The Backstreet Boys. ¿Crees que merecen más fama? Voidoids son ahora más conocidos que nunca. El álbum Blank Generation se ha convertido en un icono del punk. Si ves cómo vestía Richard Hell puedes deducir claramente de dónde vino la vestimenta punk británica. Musicalmente también era una buena mezcla de todos los estilos. ¿Más fama en su momento? Era complicado. Incluso los Ramones no eran tan populares. En cuanto a Wayne County, la gente en los 70 era bastante conservadora. ¿Crees que estaban preparados para un transexual? No, se adelantó a su tiempo. En aquel momento era mucho más atrevido que ahora.
El libro está contado como una narración y tiene bastante sentido del humor. En una vida alternativa ¿te habría gustado ser escritor? No. Simplemente soy un baterista. Con eso es suficiente. Me gusta leer libros de ciencia ficción, pero dejemos a los escritores hacer su trabajo .
El retrato de la banda es muy honesto y no tratas de ocultar los defectos que teníais cada uno de vosotros. Aparte de algunos conflictos, ¿os llevábais bien? Sí, es como en una familia. Hay gente con la que te llevas mejor y con otra peor. Todos sabemos que Joey y John tenían sus problemas, pero ¿afectaba eso al show? No. ¿Estropeaba nuestra diversión? Tampoco. Tienes que estar en la carretera. Les ves con más frecuencia que a tus parientes, así que mejor tómatelo con calma y trata de llevarte bien. Me gusta contar las cosas tal como fueron. Yo también tuve mis problemas con el alcohol y no lo escondo. La realidad está ahí y no se debe escapar de ella.
Da la impresión de que te sorprendían cada día. Los trastornos de Joey, las opiniones políticas de Johnny (que parece que no sabías si eran totalmente sinceras) o las reacciones de Dee Dee. ¡Oh, sí! No sabías nunca lo que iba a pasar. Incluso yo era impredecible. Tal como explico en el libro tuvimos que cancelar un concierto porque me puse tan borracho que no podía ni llegar a la siguiente ciudad. Créeme cuando te digo que cada día era una página en blanco.

«Éramos como una familia. Hay gente con la que te llevas mejor y con otra peor. Todos sabemos que Joey y Johnny tenían sus problemas, pero ¿afectaba eso al show? No. ¿Estropeaba nuestra diversión? Tampoco. Tienes que estar en la carretera. Les ves con más frecuencia que a tus parientes, así que mejor tómatelo con calma y trata de llevarte bien».

Casi pareces el más estable del grupo, excepto por tu episodio con el alcoholismo. ¿Te resultó duro escribir sobre ese período? No, no lo fue. Tenía un problema y lo afronté. ¿Por qué debería ser duro? El primer paso para rehabilitarse es aceptarlo y no avergonzarse de sacarlo fuera.
Parece que fuiste uno de los pocos a los que le gustó End of the Century desde el principio. A Joey también le gustó. Éramos fans de Phil. Nos entusiasmaba que nos produjera y aprender de él. Nos divertimos mucho grabando End of the Century.
Hablando de Phil Spector, ¿hay algún rumor sobre él que te gustaría desmentir? ¡Por supuesto! Nunca nos apuntó con una pistola. Tenía pistolas pero nunca nos apuntó a nosotros con ellas. Quería dejar esto muy claro.
¿O cualquier otra cosa sobre los Ramones que te gustaría dejar clara? Bueno, que nos lo pasamos muy bien. La mayoría de los libros y películas que tratan sobre nosotros son oscuras y sólo hablan de las cosas negativas, así que en Raw y en este libro quería mostrar que también nos divertíamos. Las luces, las risas…me daban un respiro entre toda esa animosidad.
Al final del libro hablas de la muerte de tus compañeros y de cómo los Ramones cuentan con fans nuevos y jóvenes hoy en día. ¿Sientes la responsabilidad de mantener el legado? Las canciones son demasiado buenas como para dejar de tocarlas. No se trata de responsabilidad. Simplemente soy la única persona viva que estuvo allí. El público quiere oír las canciones, así que las toco. No pretendo hacer una banda homenaje sino tocar las canciones con buenos músicos y que la gente pase una noche divertida, cante los clásicos y que las nuevas generaciones que no pudieron vernos tenga una idea de cómo fue nuestra historia. Nunca imaginé que iba a tocar en Vietnam, Dubai, Malasia, Indonesia… En todas partes aman a los Ramones. Me llaman para tocar y yo voy. Eso es todo. Texto de Roberto González. Fotografía de Martin Bonetto.

Deja un comentario