My Twitter Feed

September 24, 2017

NOTICIAS FLASH:

Diccionario de la moda (1) -

miércoles, agosto 2, 2017

Dirty Dancing. Ese movimiento sexy. -

martes, agosto 1, 2017

Priscilla, el musical. El autobús con mejor mensaje. -

martes, agosto 1, 2017

Kokoshca. Porropopopop. -

martes, agosto 1, 2017

Paco Mir. Larga (y muda) despedida. -

martes, agosto 1, 2017

Pablo Berger. El cine como hipnotismo. -

martes, agosto 1, 2017

Paco Plaza. Terrores cotidianos. -

martes, agosto 1, 2017

Amatria. Sólo pide diversión. -

martes, agosto 1, 2017

Pional. Entonando la noche. -

martes, agosto 1, 2017

The Whip. Dance-rock para detonar la fiesta. -

martes, agosto 1, 2017

Wonder Woman, según Elisa McCausland -

martes, agosto 1, 2017

Twinterview con Lander Otaola. -

martes, agosto 1, 2017

Tadeo Jones 2. La aventura continúa. -

martes, agosto 1, 2017

Juan Carlos Medina. El Golem y el music hall. -

martes, agosto 1, 2017

Pablo Carbonell. La vida es un espectáculo. -

martes, agosto 1, 2017

Carlos Sobera. Teatro mediático. -

martes, agosto 1, 2017

Víctor Massán. El psicoanálisis según Zweig. -

martes, agosto 1, 2017

IX Festival Cine Express de Portugalete. Cosas de familia. -

martes, agosto 1, 2017

Allegro Ma Non Troppo. Nueva terminal de cruceros de Getxo. -

martes, agosto 1, 2017

Tecnología -

martes, agosto 1, 2017

Mark Yarm. El sonido que sacudió el mundo.

TEMANC

El escritor Mark Yarm nos da las claves para comprender mejor uno de los grandes acontecimientos culturales y sociales de finales del pasado siglo: la explosión del grunge. Un esfuerzo hercúleo con forma de libro que pretende dar voz a todo aquel que tuvo algo que ver con ese fenómeno global que tuvo su origen en la ciudad de Seattle.

600 páginas y más de 250 entrevistas, ¿podría decirse que este “Todo el mundo adora nuestra ciudad…” es el libro definitivo sobre la historia del grunge? No me siento muy a gusto con la palabra “definitivo”, ¡pero en verdad que sí es exhaustivo! Definitivamente bucea profundamente en el tema que se trata. Este es un libro sobre Nirvana, Pearl Jam, Soundgarden y Alice in Chains, sí, pero trata también sobre otras bandas más pequeñas y menos conocidas como los U-Men, Melvins, Mudhoney, TAD, 7 Year Bitch y muchas, muchas más.

Las canciones de estilo grunge solían ser tristes, oscuras y pesimistas las más de las veces. Sin embargo parece que aquellos años en Seattle fueron especialmente excitantes, ¿Es que a nadie le apetecía componer canciones luminosas y optimistas? Incluso a pesar de que la música fuera oscura y las bandas tendían a no sonreír en las ruedas de prensa y sesiones de fotos, los miembros de la escena grunge de Seattle eran, y todavía son, gente extremadamente divertida. Existe la idea errónea de que todo el mundo en la escena musical de Seattle eran cabrones miserables. Quiero decir, Nirvana fue un grupo divertido: “A mulatto/An albino/A mosquito/My libido” son letras tan absurdas. Como me dijo Dale Crover de la banda Melvins: “Ese es el mayor mito de todos: Kurt Cobain, el artista atormentado. La gente no se da cuenta de que aquel tipo era condenadamente divertido”.

¿Qué sucedió en Seattle a finales de los años 80 que no sucediera en el resto de ciudades para que acabara convirtiéndose en el centro del universo de la música pop? ¿Fue una simple coincidencia que tantas bandas a la vez crearan un sonido tan nuevo e increíble o es que esta ciudad, a la que todo el mundo adora, tiene algo especial que no puede encontrarse en ningún otro sitio? Seattle estaba geográficamente aislada por aquel entonces. No era la ciudad cosmopolita y bulliciosa de hoy día y que todo el mundo conoce. En muchas ocasiones, las giras de las grandes bandas no incluían a Seattle simplemente porque estaba demasiado lejos. Así que los músicos de Seattle tuvieron que buscarse su forma de divertirse y de crear su propia escena. Y consiguieron pulir su sonido sin prestar mucha atención a lo que hubiera fuera. No era como el mundo de hoy tan interconectado, en el que puedes grabar una canción en una tarde y compartirlo con el mundo entero cinco minutos más tarde.

¿Fue el estilo grunge el último gran movimiento acaecido en el mundo de la música? Aquella revolución musical sucedió hace más de veinte años y nada similar ha sucedido desde entonces. Sí, han nacido nuevos estilos musicales pero la única revolución con respecto a la música en todo este tiempo tiene más que ver con los cambios en la forma de escucharla que con un acto creativo que haya conseguido sacudir a una generación entera. Ha habido desde entonces notables movimientos musicales: el Britpop, el movimiento Emo, la música electrónica de baile, por nombrar solo unos pocos. Pero estoy de acuerdo; el ascenso del Grunge fue algo así como un salto generacional. La cultura de hoy en día está tan fracturada… No estoy seguro de que pueda volver a crearse un movimiento tan grande e influyente ¿pero quién sabe? Podríamos estar ante una gran sorpresa. Texto de David Tijero.

“Todo el mundo adora nuestra ciudad. Una historia oral del Grunge”, Mark Yarm. Editorial Es Pop Ediciones, 592 páginas, 26 Euros.

Deja un comentario