My Twitter Feed

August 26, 2019

NOTICIAS FLASH:

Alela Diane. Folk, folk y más folk.

Alela_Ryan_8492

Sin hacer mucho ruido, Alela Diane se ha convertido en una de las referentes del folk americano. Aunque en Europa parece un estilo musical de otro siglo, Diane es todavía una de las últimas supervivientes que con su voz, su guitarra acústica y sus letras deja huella en el viejo continente. A sus 32 primaveras, la cantautora estadounidense llega a Bilbao para presentar junto al guitarrista Ryan Francesconi su último disco “Cold Moon”.
Tus padres también eran músicos, ¿cómo han influido en tu carrera? Mis padres siempre ensayaban en casa y daban conciertos en la ciudad. Me acuerdo de quedarme dormida mientras escuchaba cantar a mi madre y mi padre tocaba la guitarra. Creo que el entorno en el que crecí ha jugado un papel muy importante en mi vida como cantautora. La música está en mis huesos y en mi sangre.
También tu ciudad Nevada City en Carolina del Norte es relevante en tu carrera, ¿en qué sentido? Nevada City siempre ha sido un lugar que ha apoyado mucho las artes y mucha gente creativa se mudó a vivir allí en los años 70 y en los 80. Tuvieron hijos por lo que ahora hay mucha gente creativa.
Aprendiste a tocar la guitarra de manera autodidacta, ¿cómo describirías la experiencia? Tocar la guitarra siempre ha sido frustrante para mí. Toco la guitarra para poder escribir canciones. Así es como aprendí. Todavía no podría decirte qué notas toco cuando cojo la guitarra, así que en términos técnicos no sé mucho sobre el instrumento. Sólo reconozco los sonidos que me gustan cuando los toco.
¿Has seguido los pasos soñados en el mundo de la música? El camino de la música me ha sentado bien. Ha seguido una ruta equilibrada entre la vida en casa y la vida en la carretera. He ofrecido parte de lo que soy a la música, pero siempre he tenido el cuidado de no dar todo. Me gustaría continuar con los viajes y con la creación de nuevas canciones, pero sin sacrificar mi vida. Estoy encantada de ser madre y esposa, además de cantante. A veces hay que hacer malabarismos para cumplir con todos pero ¡es maravilloso!
A pesar de que el folk es un género muy arraigado en Estados Unidos, algunas de tus primeras canciones las compusiste en un viaje a Europa… Siempre he disfrutado de mis viajes a Europa. Me gusta observar las diferencias sutiles de la vida de la gente en lugares dispares. La primera vez que crucé el charco escribí muchas de mis primeras letras. Me permitió observar mi vida desde una posición más distante. A veces no soy consciente de qué ocurre en mi vida hasta que no la observo desde un lugar lejano.
Al pensar en Alela Diane, la primera palabra que te viene a la mente es “folk”…Para mi la música folk es el estilo al que más cercana me siento. No soy tan tradicional como los artistas de folk americano, pero hago música con mi voz y con una guitarra acústica. Es muy simple.
Bajo tu punto de vista, ¿qué percepción se tiene de la música folk fuera de Estados Unidos? Cada vez me sorprendo más. Siempre he recibido una mejor acogida en Europa que en Estados Unidos. ¿Quizá los europeos se sienten más atraídos por el folk americano que interpreto? De momento, no tengo respuesta.
La música es un proceso muy creativo pero ¿es frustrante también? Me encanta escribir canciones. A veces te encuentras con obstáculos en el camino, como unos coros que no cuadran en la canción, pero hay que luchar para sobreponerse. Una de mis actividades favoritas en la música es tener una canción casi acabada y tocarla una y otra vez, modificarla de forma muy ligera hasta que todo cuadra.
¿Cómo ha sido el trabajo con Ryan Francesconi para crear “Cold Moon”? Fue diferente a escribir canciones en solitario. Ryan creó las melodías de guitarra y me las envió. Las escuché una y otra vez. Perpleja. Pensaba cómo podría cantar una melodía al nivel de la música. Llegó un punto en que todo cambió y las letras comenzaron a fluir. Durante el invierno quedé con Ryan una o dos veces por semana para ensayar y una vez que teníamos todo preparado comenzamos a grabar. Fue un proceso sencillo para ambos. Bebimos mucho té y la música surgió.
¿Cómo describirías “Cold Moon“? Es un álbum con una sofisticacióin y elegancia que nunca antes había experimentado en mi trabajo anterior. Creo que son unas canciones aptas para escuchar tanto en invierno como en verano. Quizá sean para escuchar en casa con una copa de vino o una bebida templada. El trabajo de Ryan con la guitarra es fantástico y una delicia para los oídos. Me encanta tener la libertad de cantar sin tocar la guitarra
¿Qué tiene de diferente tu último álbum con respecto a los anteriores? Las letras de “Cold Moon” son más profundas que en trabajos anteriores. Hablan de cambios y del misterio de la vida. Son mucho más narrativas que las letras de mis álbumes en solitario.
Después de tu gira por Europa, ¿qué tienes preparado? No tengo planes ahora mismo, pero he empezado a escribir canciones de nuevo. Es un comienzo. Texto de Adrián Blanco.

Deja un comentario